Inicio > Accion Catolica, General > El apostolado seglar y Acción Católica

El apostolado seglar y Acción Católica

El apostolado seglar y Acción Católica

JULIÁN BÁSCONES/

FUENTE: http://www.elnortedecastilla.es/prensa/20070527/palencia/apostolado-seglar_20070527.html

 

PENTECOSTÉS es el Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar, la fiesta de la fuerza que llega de lo alto en forma de aliento misionero. La que precisan los laicos si quieren cumplir con su tarea en la parcela que les compete, en el vasto y complejo mundo de la política, de lo social, de la economía, de la cultura, de las ciencias y de las artes. En esta fecha tan significativa, en esta solemnidad litúrgica, la Diócesis de Palencia quiere renovar su apoyo al laico individual y asociado, y seguir impulsando el apostolado seglar, especialmente a través de los diferentes movimientos de la Acción Católica.

Aunque con cierta socarronería, se viene preguntando en los últimos tiempos: ¿pero aún existe la Acción Católica? Una pregunta que queda en la duda si la gracia encierra sorpresa espontánea o manifiesta la añoranza de algo de lo que se carece. La historia de casi sesenta años invita a que se tome en serio esta propuesta. Porque, a pesar de su tan cacareada crisis y de su posterior condición minoritaria, la Acción Católica sigue siendo un sólido instrumento evangelizador. Y, en la actualidad, busca responder en cada parroquia a la demanda creciente de un laicado eclesial y militante, activo y responsable, así como en una sociedad donde la fe se ha vuelto irrelevante.

Es verdad que en teoría hoy todas las parroquias quieren ser misioneras y en ellas trabajan muchos seglares. Asimismo, no lo es menos que la mayoría lo hacen en el interior de la comunidad cristiana como catequistas, visitadores de enfermos, monitores de liturgia, cantores… Y solo un número reducido proyecta su acción más allá de las puertas parroquiales, cuando ahí debe estar la formación de esta asociación laical, a la que compete extender la labor de la parroquia hasta establecer su presencia en todas las encrucijadas de la vida. Además, ¿quién puede entender que se halle ausente de aquellas parroquias tan necesitadas de una apoyatura válida y unitaria para la promoción, formación y vertebración de los laicos?

Ciertamente, este movimiento está sufriendo un importante proceso de adaptación a la sociedad del momento y a las exigencias de la nueva evangelización en nuestro país. Y, por supuesto, también en la iglesia palentina, en donde también la indiferencia religiosa, el secularismo, la separación entre la vida y la fe y la pérdida de los valores del humanismo cristiano se han instalado en esta tierra resignada y humillada, abnegada y sacrificada. Pero a la vez también siempre dispuesta a promover y llevar adelante la tarea evangelizadora.

Así lo manifestaba un grupo de mujeres, profundamente conocedoras del movimiento, al dar a conocer la programación anual. Un programa que no solo asume las claves diocesanas y trata de acercarse al mundo de las prisiones, de los gitanos, de la droga, del sida y de las mujeres maltratadas, sino que insiste igualmente en la urgente necesidad de revitalizar la asociación.

Para que la vida y la fe no se desdoble, utilizan el método de la revisión de vida, que les permite ir definiendo el ámbito propio en el que expresar un compromiso más estable como militantes cristianos. Una militancia que quieren seguir consolidando, sin olvidar la metodología y la participación en las parroquias, marco de su misión transformadora y evangelizadora.

La fe dañada

Allí donde se encuentran las realidades que buscan y que son como la zarza ardiendo del Sinaí, y el lugar sagrado para el desempeño de su acción. Allí donde se juega constantemente el futuro de nuestra sociedad y cultura.

La Acción Católica de adultos, al igual que cualquier otro movimiento de esta misma asociación, tiene una estructura diocesana, y ella es la protagonista de su desarrollo, de la organización y de la toma de decisiones, en corresponsabilidad con los planes pastorales de la diócesis por medio del consiliario.

Claro que como personas en formación necesitan el acompañamiento en la fe de este consiliario, sobre todo cuando la misma fe que las impulsa a situarse en la realidad se ve dañada y herida por la dureza y hostilidad de esa realidad que pisan.

Ciertamente, esta asociación de seglares cuenta con una historia fecunda de militancia cristiana. Por eso, este movimiento, al margen de dificultades, mira al futuro con mucho optimismo y también con esperanza, al comprobar que todavía gente joven se está interesando en la última etapa y que bastantes sacerdotes están dando una respuesta positiva a esta oferta, lo que no es poco para continuar adelante hacia la consecución de todos sus fines.

 

Categorías:Accion Catolica, General
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: