Inicio > Teoligia del apostolado seglar Savater > Teología del Apostolado Seglar Introducción del punto 1 al 4

Teología del Apostolado Seglar Introducción del punto 1 al 4

comunidad cristiana

 

JOAQUÍN SABATER MARCH

TEOLOGÍA DEL APOSTOLADO DE LOS SEGLARES Y RELIGIOSOS LAICOS

 

INTRODUCCIÓN

SUMARIO: § 1. Razón de esta obra. — § 2. Terminología general. — § 3. Laicología. — § 4. Apostolado de los seglares. — § 5. Acción Católica y asociaciones religiosas de seglares. — § 6. Teología de la Acción Católica. — § 7. Gracias y carismas en la Acción Católica. —- § 8. Plan de la obra.

§ 1. RAZÓN DE ESTA OBRA

En torno a este movimiento tan noble y consolador, cada día más en auge y extendido por doquier, que, procedente de diversas zonas, está reclamando el apoyo de los estudiosos para revalorizar doctrinalmente y dejar en su justo medio al seglar católico en su condición plena de miembro de la Iglesia y bajo cualquier aspecto de sus legítimas posiciones o actividades en que se le considere; y en fuerza de la voz autorizada de la misma Iglesia que por boca del Jefe supremo, el Romano Pontífice[1], al que secundan con ahínco, presteza y generosidad los obispos del orbe católico, puestos por el Espíritu Santo para adoctrinar y regir la grey[2] que les ha sido confiada, florece una copiosa literatura que cuenta ya con prestigiosas obras o tratados, en la que, mientras los teólogos van escudriñando las fuentes bíblicas y su exégesis y levantan el hermoso edificio de la doctrina revelada o de ella dimanante, con los peldaños por los que pueda subir y situarse el laicado, los canonistas elaboran denodadamente la estructuración orgánica y visible del expresado edificio en conformidad con lo básico y perenne del sistema eclesiástico-disciplinar, y a ellos se han unido los historiadores que se esfuerzan en entresacar de las fuentes probadas y certeras lo que sobre este particular ha sido objeto de solicitud por parte de la Iglesia en el decurso de los tiempos y, de un modo especial, en los orígenes y siglos primeros del cristianismo.

Secundando también este indicado movimiento y respondiendo humildemente a la invitación expresada de la jerarquía eclesiástica, aparece la presente obra, la cual, como diminuto grano de arena, pretende colaborar en esa parte de la ciencia sagrada sobre el laicado y, en especial, el apostolado de los seglares.

§ 2. TERMINOLOGÍA GENERAL

El epígrafe general y el subtítulo de este libro indican ya, a simple vista, sobre qué rama de las ciencias sagradas versa la sucesión de temas que lo componen. Pero quizá no se comprenda del todo su contenido ni tampoco sus límites por la imprecisión que aún hoy día reina acerca de esas materias eclesiales. Por ello es obligado aclarar el sentido que los epígrafes pueden tener tanto con miras al actual estado de la ciencia como en su mutua y recíproca conexión en esta obra.

La expresada literatura eclesial ha brotado con los siguientes títulos: Apostolado de los seglares, Acción Católica, Laicología y Teología acerca del laicado.

No hay todavía fijeza en los conceptos de los referidos epígrafes o términos, los cuales son empleados no en sentido unívoco por los tratadistas[3], ni se presenta fácil el puntualizarlos, si no como conceptos autónomos e independientes, por impedirlo su íntima conexión, sí con propio y peculiar significado que apunte, al menos, determinadas características o notas en cada uno de ellos como privativas suyas, aunque tenga otras que sean también comunes y afines a los restantes.

Sin adentrarse en disquisiciones científicas y profundas, no cabe duda que con cada uno de los expresados títulos se expone un concepto diverso de los demás, a lo menos, en cuanto a la extensión del significado. Pues si la teología del apostolado de los seglares y Acción Católica forma parte de la teología acerca del laicado, ésta lo es también de la simple laicología.

§ 3. LAICOLOGÍA

Es aquella rama de la ciencia sagrada que se ocupa directa e inmediatamente de la posición que guarda el seglar en la Iglesia en cualquiera de sus aspectos, sea teológico, litúrgico, moral, jurídico o histórico. Su ámbito es extensísimo, si bien de hecho suele ceñirse primordialmente a la parte teológica y canónica.

De la consideración de la Iglesia como sociedad u organismo divinamente jerárquico, en el que sus miembros unos son clérigos, distintos de los laicos o seglares, aunque no todos los clérigos sean de institución divina[4], toma origen la laicología en cuanto tiende a estructurarse y sistematizarse como ciencia. Cuán lejos esté todavía de formar un conjunto orgánico, se echa de ver con sólo hojear los manuales que traten de laicología.

§ 4. APOSTOLADO DE LOS SEGLARES

Por apostolado de los seglares entendemos la actividad que éstos ejercen en las tareas que se derivan de la misión confiada por Cristo a su Iglesia[5]. Cuando esta actividad es fruto de la sola iniciativa y dirección de los simples fieles, tenemos entonces el apostolado seglar libre, para el cual es suficiente y necesario “mantenerse siempre dentro de los límites de la ortodoxia y no oponerse a las legítimas prescripciones de las autoridades eclesiásticas competentes”[6]. Mas cuando esa misma actividad responde a una “misión canónica” o “mandato” dado por la Iglesia jerárquica a los laicos organizados en particular, surge el apostolado oficial de los seglares, ya que éstos en su actividad apostólica siguen en todo la voluntad y elección de la jerarquía.

La denominación nueva de apostolado oficial de los seglares, en la disciplina eclesiástica, comprende, por una parte, el expresado “mandato” o “misión canónica”, y, por otra, se contrapone al referido apostolado seglar libre.

Estas dos facetas en el apostolado de los seglares no deben considerarse como antagónicas e incompatibles, incluso para un mismo individuo, puesto que ambas podrán entrar en la actividad inspirada en el celo apostólico de un fiel laico al realizar, en forma sucesiva, tareas de uno y otro apostolado.

Pero ya desde estas páginas preliminares conviene puntualizar la naturaleza de ese mandato o misión canónica, el cual puede ser diferente o igual, según los casos, para sacerdotes, incluso actuando en fuerza de su cargo sacerdotal, y para seglares. Así, uno es el mandato que la jerarquía confiere para la predicación sagrada, el cual implica potestad de magisterio, y otro, el que se da para la instrucción catequética y formación religiosa de los fieles. El primero sólo pueden recibirlo los clérigos, dentro de los límites y condiciones que establece la ley canónica[7]; el otro es exactamente de la misma naturaleza aplicado a clérigos o a seglares[8], pues ni en aquéllos ni en éstos importa prerrogativa de potestad sagrada. Por eso, el párroco llama, por ejemplo, indistintamente a sacerdotes y seglares, para que le ayuden en la función catequística. En este llamamiento, va incluido el mandato o misión canónica para la catequesis. Por razón de este último mandato, el apostolado no se distingue en jerárquico y en seglar oficial; es, entonces, la consideración de la persona, v. gr. el carácter sacerdotal o el simplemente bautismal el determinante, por causa del agente, de uno y otro apostolado. En cambio, cuando el mandato incluye potestad sagrada, aunque sea imperfecta, el apostolado es exclusivo de la jerarquía.

La misión canónica o mandato que los seglares reciben de la jerarquía para el apostolado, implica impulso, dirección, señalamiento, voluntad de beneplácito, precepto, conforme a la tradicional disciplina de la Iglesia. Que en casos más o menos aislados el Romano Pontífice ha conferido a seglares misión canónica con potestad sagrada o jerárquica, no puede ponerse en duda, verbigracia, en la preparación y firma del Concordato y Tratado de Letrán, en superiores de la Orden de San Juan de Dios, en jueces italianos para conocer y fallar causas de separación conyugal; y que pueda extender cuantitativa y cualitativamente esas prerrogativas canónicas, nadie se atreverá a negarlo. Pero en tales casos, cabe preguntar si ese mandato intrínsecamente jerárquico por su contenido, dado a seglares, convierte en apostolado jerárquico las tareas que éstos desarrollen. Parece que en dichas circunstancias más bien se ejerce el apostolado de la Iglesia jerárquica, porque cuanto realice el representante deberá atribuirse al representado, que en el presente caso es la jerarquía eclesiástica.

Esa misión canónica que, en el aspecto social o disciplinar, admite pluralidad de formas y que difícilmente podrá ser reducida a un solo tipo canónico-administrativo, representa y constituye la envoltura de realidades o vivencias teológicas de más intenso interés que su simple configuración canónica. Cuál sea ese contenido teológico, será objeto de estudio en el desarrollo de sucesivos temas.

[1] Discorso di S.S. PióXIsu l’Azüme Cattolica a 1.000 alunni degli Istituti Ecclcsiastici di Roma (12-3-19.36), Tipografía Poliglotta Vaticana, 1936. p. 13.

[2]Ac 20 28.

[3] A. Avelino ESTEBAN ROMERO, La teología del laicado, en “XIII Semana Española de Teología” (14-19 sep. 1953). Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto “Francisco Suárez”. Madrid, 1954, pp. 1-76. — A. ALONSO LOBO, Laicología y Acción Católica, Madrid-Buenos Aires, 1955, p. 14. — M. J. CONGAR, Jalons pour une théologie du laicat, París, 1953, pp. 159-313; id., Pour une théologie du laicat, en “Études”, vol. CCLVI, 1948, p. 45.

 

[4] 4. C. 107.

[5] 5. Pïo XII, Discurso al II Congreso mundial del apostolado de los seglares (5 octubre 1957), en L’Osservatore Romanot 7-8 oct. 1957.

[6] Discorsi e Radiomcssaggi, vol. xm, p. 298.

[7] 7. Cáns. 1333, 1334, 1381 § 3.

[8] 8. Cáns. 1328, 1337 ss.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: