Inicio > General, Laicos > CELEBRAR LA VOCACIÓN LAICAL

CELEBRAR LA VOCACIÓN LAICAL

CELEBRAR LA VOCACIÓN LAICAL

Fotografia tomada de la Parroquia de la Santa Cruz

27.07.16 | 22:19.

La idea no es mía. Me la repetía un seglar muy comprometido socialmente. Y ahora me la recuerda otro muy ligado al anterior. Su argumentación es sencilla. ‘Los curas celebran su vocación incluso con una nueva consagración más toda la fiesta que viene luego. Las religiosas y religiosos celebran también la suya, además de que muchos de los hombres tienen la consagración sacerdotal. Nosotros, nada. A pesar del concilio, seguimos siendo cristianos de segunda categoría’.

Estoy de acuerdo con la celebración de la vocación laical. No sería nada difícil preparar un acto sencillo y profundo con textos de los evangelios, de San Pablo y del concilio. Y es posible que una cosa como esta se extendiera rápidamente entre tantos seglares de distintos movimientos y comunidades. Aunque no tengo ninguna información al respecto, no me extrañaría que estén realizando celebraciones de esta clase algunos de los muchos grupos que tienen laicos entre sus miembros.

Al introducir esta iniciativa tan sugerente, sería necesario reforzarla, combatiendo la posible banalidad de hacer la celebración sin un compromiso real. Porque está visto que todo lo que sean palabras, promesas, incluso firmadas, nos lo tragamos con suma facilidad. Si el núcleo de la vocación laical es su presencia comprometida y combativa en medio del mundo como levadura en la masa, no sería de mucho interés que la asumieran sin más los laicos ‘comprometidos’ sin presencia en el mundo. Por otro lado, habría que establecer un proceso de formación, que no se redujera al estudio y catequesis de algunos temas, aunque fueran muchos y buenos. Por ‘formación’ habría que entender algo que nace del cambio interior y se vuelca en el mundo, algo que vaya más allá de las reuniones y el estudio de temas, de las canciones y los retiros de impacto, y de los muros eclesiales.

¿Podría entrar en dicha formación, además de un tiempo de acción social, algo como la oración personal, el desprendimiento económico según los casos y una vida de cierta pobreza o austeridad solidaria? Periódicamente leemos en algún domingo un evangelio que habla de no llevar bolsa ni morral ni sandalias; o una lectura como la de Santiago, que grita contra los sueldos no pagados a los trabajadores… Podríamos hacer hincapié en estos y otros textos para empujar el compromiso transformador de los laicos, en el mundo desde el mundo. Y denunciar los sueldos no pagados o mal pagados por parte incluso de cristianos ‘practicantes’ y a veces de la misma Iglesia. Y criticar el silencio de los gobiernos y de la Iglesia ante la prohibición masiva del sindicato en el mundo laboral. Y ser conscientes de que gritos como los de los profetas no son suficientes actualmente, porque hace falta además la acción no-violenta de cristianos y no-cristianos precisamente por medio de sindicatos serios. Así podría llevarse a cabo esta estupenda iniciativa con ciertas garantías de éxito.

Quede aquí esta sugerencia, que, sin duda, podrán poner en marcha personas con más posibilidades que las mías.

Categorías:General, Laicos
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: