Inicio > General, Material de formacion > Organizar círculos de estudio

Organizar círculos de estudio

https://accioncatolicaqueretaro.files.wordpress.com/2016/04/07c59-circulosdecalidadenelmasterdelguapohackerdexaviervalderas.gif?w=595

En la Accion Catolica Mexicana uno de los metodoss de formacion son los Circulos de Estudio, el siguiente articulo no ayudara a conocer mas al respecto.

Organizar círculos de estudio

Sección 11.

Fuente: http://ctb.ku.edu/es/tabla-de-contenidos/abogacia/realizar-investigacion-sobre-la-abogacia/estudios-constantes/principal

 

  • ¿Qué son los círculos de estudio?      
  • ¿Por qué organizar círculos de estudio?
  • ¿Cómo organizar un programa de círculos de estudio que incluya a toda la comunidad?
  • Consejos para registrar y facilitar un círculo de estudio

Hoy en día enfrentamos algunos desafíos difíciles. Los vecindarios tienen que lidiar con el crimen, problemas económicos, tensiones entre grupos de diferente origen, abuso de drogas y alcohol, y algunos otros asuntos. Para empeorar las cosas, muchos de nosotros apenas conocemos a nuestros vecinos.

Las buenas nuevas son que las personas de nuestra comunidad barrial están llenas de energía, talento y creatividad –atributos que pueden ser canalizados para mejorar la calidad de vida de todos. Pero muy a menudo, los vecindarios  no son capaces de aprovechar al máximo la energía y el compromiso de sus residentes. La mayoría de las personas que trabajan y viven en nuestros barrios, no están en la mesa al momento de discutir los problemas y tomar decisiones. Son a menudo los mismos líderes quienes intentan representar a la gente de su vecindario, y algunas veces, esos líderes están exhaustos.

¿Cómo puede usted aprovechar el talento y la creatividad existentes en el lugar donde vive para beneficio del vecindario todo? Un número creciente de organizadores comunitarios, con la esperanza de agrupar a los

Vecindarios, han utilizado con éxito los círculos de estudio.

¿Qué son los círculos de estudio?  

Un círculo de estudio es un grupo de 8 a 12 personas que se reúne regularmente para tratar temas públicos críticos de una forma colaborativa y democrática. Los participantes examinan el tema desde diferentes puntos de vista  e identifican áreas con problemas comunes. De allí surgen recomendaciones para la acción que beneficien a la comunidad. Algunos ejemplos de círculos de estudio llevados a cabo en todo el país incluyen programas de mentores para la juventud, nuevas políticas de empleo, celebración de las diversidades de toda la ciudad, un “coro de unidad” multirracial, una nueva ley estatal reformando el sistema correccional de Oklahoma.

Un círculo de estudios es generalmente conducido por un facilitador imparcial, cuyo trabajo consiste en mantener centradas las discusiones, ayudar al grupo a considerar una variedad de puntos de vista, y hacer las preguntas difíciles.

En general, el círculo de estudios irá progresando desde cuestiones personales (¿Cómo me afecta esto a mí?), a sesiones que proporcionen  una perspectiva mas amplia (¿Qué dicen los demás acerca de este tema?) llegando a una sesión en la que se planteen acciones concretas (¿Qué podemos hacer al respecto ahora mismo?). Los círculos de estudio proporcionan buenas ideas y planes de acción que pueden juntar a la comunidad del barrio y mejorar la calidad de vida de todos.

Los círculos de estudio individuales pueden tener lugar al interior de una comunidad, o bien al interior de organizaciones como  escuelas, sindicatos o agencias gubernamentales. Sin embargo, los círculos de estudio tienen un mayor alcance e impacto, cuando varias organizaciones de la misma comunidad, trabajan juntas para llevar a cabo círculos de estudio múltiples como parte de un programa a gran escala. Estos programas comunitarios, agrupan a un gran número de ciudadanos –en algunos casos hasta miles- en círculos de estudio sobre un tema de interés público como relaciones entre las razas, el crimen y la violencia o la educación. Amplias coaliciones patrocinadoras dan lugar a una participación comunitaria fuerte y diversificada.

Esta sección de la Caja de Herramientas lo llevará paso a paso a través del proceso de planificar y conducir un círculo de estudios inicial, expandiendo su programa y coordinando un esfuerzo comunitario global. Usted puede tener un tema ya pensado de antemano tal como seguridad pública o embellecimiento del vecindario, o puede armar un círculo más general y permitir a los participantes escoger el tema que desean tratar.

¿Por qué organizar círculos de estudio?

Organizar un círculo de estudios  -o un programa comunitario de círculos de estudio- es un montón de trabajo, pero vale la pena por un sinnúmero de razones. La gente encuentra a los círculos de estudio valiosos porque:

  • Las discusiones comienzan con la gente hablando de sus experiencias propias.
  • Los círculos de estudio no tratan problemas en abstracto, tratan problemas reales que la gente real experimenta todos los días.
  • Los grupos pequeños ayudan a gente de diversos bagajes sociales a hablar de temas difíciles de una manera segura y respetuosa. Los grupos grandes pueden ser intimidantes; pero muchas personas que no se encuentran cómodas en un grupo grande, se abrirán con más facilidad a un grupo pequeño.
  • Las personas perciben que son parte de un esfuerzo mayor y se sienten bien con eso.
  • Un programa de círculos de estudio global, fortalece a los residentes de la comunidad. Ayuda a las personas a solucionar problemas y realizar  acciones en sus vecindarios y comunidades.

Una vez que los programas de círculos de estudios dan comienzo, usualmente crecen y se fortalecen; las personas llegan a disfrutar del trabajo conjunto en pos de un objetivo común. Los participantes generalmente hablan acerca de lo rápido que ha pasado el tiempo cuando la discusión ha sido focalizada, honesta y productiva. También hablan de lo divertido que ha sido el conocimiento mutuo. Así que, como se puede ver, hay una gran cantidad de razones para organizar un círculo de estudios en su vecindario. ¿Se encuentra listo para probar? ¡Vamos entonces!

¿Cómo organizar un programa comunitario de círculos de estudio?

Ejemplo: Ola de crímenes en Milltown

Milltown, un barrio histórico en una gran ciudad del medio oeste, ha sido siempre un bonito lugar para vivir, con una buena mezcla de gente joven y vieja, estudiantes y profesionales, personas solteras y familias establecidas. En años recientes, Milltown ha sido el hogar de un creciente número de población hispánica. Los diversos grupos, a pesar de conocerse, no interactúan demasiado, y ha habido últimamente alguna tensión entre los recién llegados hispánicos y residentes antiguos.

Como si esto fuera poco, en los meses recientes, Milltown ha experimentado una ola de crímenes. Los crímenes han sido relativamente menores en su mayor parte: un pequeño graffiti por aquí, una ventana rota por allá, una casilla de correo golpeada, etc. Pero las cosas parecen estar escalando; se ha reportado la rotura de varios automóviles y la casa de uno de los vecinos fue robada.

Los residentes de Milltown están con toda razón preocupados acerca de los problemas que afectan a su comunidad. ¿Cómo pueden unir a la comunidad para lograr acabar con  la criminalidad y hacer que todos los residentes se sientan seguros?

Antes de comenzar, hay varias cosas a tener en cuenta.

  • Primero, reparta la carga; consiga en el barrio voluntarios que le ayuden a organizar el programa.  Esto no solo le ayudará, sino que dará a los participantes un mayor sentimiento de “propiedad” sobre el proceso.   .
  • Segundo, deje bien en claro que en los círculos de estudio, se respetarán todos los orígenes. De otra forma, usted alentará la creencia de que solamente importan las opiniones de determinado grupo de personas; definitivamente ¡este no es el mensaje que usted quiere enviar!
  • Tercero, asegúrese que las personas entiendan que este proyecto es para ayudar a la gente a solucionar problemas en el barrio y no solamente para hablar de ellos.

Con estas cosas en mente usted está listo para empezar.

Forme un equipo básico de asistentes decididos. Hable con unas pocas personas que usted conozca bien y con las que haya trabajado anteriormente y que se entusiasmen con este proyecto.

  • Arme un círculo de estudios piloto. Con la ayuda de su equipo base, piense en un grupo de diez o doce personas que puedan estar interesados en ser los pioneros. Hágales llegar una invitación personal para integrarse al círculo piloto y lleve a cabo una o dos sesiones. Al finalizar, pregúnteles que piensan del proceso y cómo podría hacerse para que funcione en su barrio.
  • El círculo piloto puede llevarse a cabo en cualquier lugar. El sótano de una iglesia, un salón vacío de la escuela del barrio, el salón de actividades de un edificio de apartamentos o hasta la casa de alguna persona. Donde sea que lo haga, asegúrese que sea accesible, fácil de encontrar y confortable. Usted puede suministrar refrigerios para los participantes o averiguar si a ellos les gustaría turnarse  para traer comida y bebida.

Haga una lista de los grupos y organizaciones en su barrio. Para comprometer a una gran cantidad de personas, usted necesita conectarse con la mayor cantidad de grupos y organizaciones posible. Haga una lista de todas las escuelas, congregaciones, comercios, clubes, ONG’s, bibliotecas, asociaciones de inquilinos, grupos Scout, etc. que existan en su vecindario. También agregue a la lista a personas clave que trabajen cerca de la comunidad, incluyendo oficiales de policía, funcionarios públicos y otros empleados del gobierno. ¿Puede pensar en alguien más?

Lleve a cabo otro círculo piloto con representantes de las diferentes organizaciones. Invite a personas de alguna de estas organizaciones a otro círculo piloto. Si reúne a más de de doce personas, haga más de uno. Intente conformar una buena mezcla de gente en cada uno.

Ejemplo: Nace un Círculo de Estudios

Alma Huerta, residente de Milltown, decide organizar un programa de círculos de estudio comunitario como respuesta a las tensiones existentes en su vecindario. Pide ayuda a su amiga y vecina de la casa lindera, Allison Browne, y ésta se entusiasma con el proyecto. Reclutan juntas a otros participantes para un círculo de estudios piloto: el sacerdote de la iglesia de Allison, el agente inmobiliario que vendió a Alma su casa y el guardia del edificio comercial donde ella trabaja, son todos miembros del círculo. Se reúnen en el salón de reuniones de la Iglesia Bautista de Milltown, puesto que el edificio es un lugar fácilmente ubicable en el pueblo, y también porque Allison utiliza una silla de ruedas y la iglesia es fácilmente accesible para las personas con discapacidades.

Alma comienza el círculo presentándose y haciendo que todos los participantes se presenten. Dice al grupo: “Todos estamos aquí esta noche porque estamos preocupados por la criminalidad en Milltown. Esta noche hablaremos sobre seguridad. La seguridad es una gran preocupación, pues cuando uno no se siente seguro, es difícil trabajar sobre cualquier otro tema prioritario. La meta de la sesión de esta noche es ayudarles a hablar acerca de la manera de hacer de nuestro vecindario un lugar más seguro para vivir y trabajar.”

Durante la primera sesión, el grupo co-liderado por Alma y Allison discute sobre una serie de cuestiones incluyendo:

  • ¿Se siente usted seguro en el barrio? ¿Por qué o por qué no?
  • ¿Qué tipo de precauciones de seguridad toma usted usualmente?
  • ¿Qué rol juega la policía para hacer al barrio más seguro?
  • ¿Qué rol puede jugar usted para hacer a este barrio más seguro?
  • El grupo mantiene una animada discusión acerca de la seguridad en Milltown. Al final, los participantes están de acuerdo en que los círculos de estudio son una gran idea, y ¡comienzan a planificar para el futuro!

Forme un grupo de trabajo basado en los círculos de estudio. Invite a todas las personas involucradas hasta el momento a unirse a un grupo de trabajo que impulsará la iniciativa de allí en más. Asegúrese de que este grupo sea representativo de las diferentes clases de personas que viven en el barrio. Divida el grupo en pequeños grupos de dos o tres para comenzar las siguientes tareas:

  • Planificar el lanzamiento. El lanzamiento es una gran reunión que tiene lugar un poco antes de que comiencen los círculos para anunciar el proyecto a todo el barrio. Invite a uno o dos oradores que puedan describir los círculos de estudio e inspirar a las personas a tomar parte. Proporcione refrigerios y dé un tiempo para que la gente socialice y se inscriba.
  • Reclute y entrene facilitadores. Si puede, encuentre algunas personas que tengan habilidades para facilitar grupos. También invite  a personas que tengan la personalidad necesaria para ser buenos facilitadores; los buenos oyentes a menudo son buenos facilitadores. Suminístreles información acerca de la facilitación de círculos de estudio y reúnalos para un entrenamiento. Asegúrese que entiendan la regla fundamental: Los facilitadores son neutrales y deben guardarse de dar sus opiniones.
  • Encuentre lugares de reunión y ocúpese de otros detalles. Haga arreglos para que los círculos se reúnan en escuelas, bibliotecas, iglesias, edificios comerciales, etc. si no hay más remedio, utilice casas de algunas personas. Si puede, facilite cuidado para los niños, transporte y otros servicios que ayuden a la gente a participar. Si fuera posible, busque voluntarios que hagan de secretarios para llevar registro de las reuniones.
  • Reclute personas que se incorporen a los círculos. Una vez más: las invitaciones personales funcionan mejor. Haga que todos los integrantes del grupo de trabajo recluten personas en sus organizaciones o círculo de amistades. Vaya puerta por puerta. Haga volantes y hojas de inscripción para distribuir en el barrio. Coloque información en boletines barriales, boletines de la iglesia y periódicos, y vea de que otra forma puede correr la voz.
  • Planifique el foro de actividades. Esta gran reunión, se realiza al final de una ronda de círculos. Utilice anticipadamente los registros de cada grupo para identificar las áreas de mayor preocupación. Durante el foro, otorgue tiempo suficiente a un representante de cada círculo para que haga un pequeño resumen de sus ideas (no más de cinco minutos cada uno). Aliente a la gente a unirse a los grupos de acción de las áreas que preocupen más. Dé un tiempo a estos grupos para que las personas se conozcan y comiencen a planificar. Cierre la asamblea con un orador que felicite a todos por sus esfuerzos. Asegúrese de que haya comida y tiempo para socializar.

Lleve a cabo la reunión de lanzamiento. Trate de conseguir que los medios locales cubran el evento.

Ejemplo: Un Lanzamiento Exitoso

Alma y Allison han llevado a cabo con éxito un segundo círculo de estudios,  con participantes diferentes, y han quedado encantadas con su entusiasmo. Todos los que han tomado parte, sienten que expandir el programa será bueno para Milltown, y un número de personas se anotan para planificar una reunión de lanzamiento.

El Centro Comunitario de Milltown cede el espacio para la reunión;  restaurantes y servicios de comida del barrio, algunos de ellos afectados por la reciente ola de crímenes, donan comida. Una tienda de electrónica del barrio, llega a donar un televisor color de 26 pulgadas para ser sorteado durante la reunión.

Las mujeres comienzan entonces a correr la voz. Crean volantes coloridos (¡haciendo mención prominentemente al aparato de televisión!) y los ponen al alcance del público en las tiendas, la biblioteca, y las carteleras de la iglesia, la escuela y las policlínicas. Se aseguran de que  la información esté impresa tanto en español como en inglés. Redactan un comunicado de prensa para el periódico local, colocan un aviso de servicio público en la estación de televisión por cable local y ponen avisos cortos en los boletines de la iglesia y la escuela.

A pesar de que todo este trabajo de propaganda es importante, la mayoría de los participantes de los círculos de estudio son reclutados a través de contactos personales. Alma y Allison le cuentan a todos los que pueden acerca del grupo y piden a esas personas que a su vez se lo cuenten a otros. Hablan con los sacerdotes locales, oficiales de policía, directores de agencias gubernamentales, trabajadores sociales, personal de los medios, personal de las escuelas y todos aquellos en quienes se les ocurre pensar.

Al llegar el gran día, cerca de 750 residentes de Milltown se reúnen en el Centro Comunitario, y un número considerable se inscribe hasta completar unos 10 círculos de un buen tamaño.

¡Ha llegado el momento de que comiencen los círculos! Pero mientras funcionan, usted necesitará apoyo para los círculos. ¿Cómo? Junte a los facilitadores para una reunión para que puedan comparar notas acerca de cómo están funcionando sus grupos. Comience nuevos círculos para los que se anotaron tarde. Recoja los registros de cada círculo (vea Herramientas) para tener una idea acerca de las discusiones y  que esto le ayude a documentar el proceso.

Cuando terminen los círculos –generalmente después de varios meses- es el momento de realizar el foro de actividades. Esta es la oportunidad de celebrar lo que su barrio ha hecho y pasar de la palabra a la acción.

Mantenga el dinamismo. Hable con los grupos de acción para ver cómo les está yendo. Intente que los medios locales den cobertura al esfuerzo. Trabaje con la gente que quiere comenzar a hacer una nueva ronda de círculos de estudio.

Ejemplo: Gestionar el Programa

A través de todo el proceso, Alma y Allison continúan coordinando el emprendimiento de los círculos de estudio. Adicionalmente a la facilitación de un círculo cada una, se reúnen regularmente con otros facilitadores para revisar los registros, llevar  un seguimiento de los temas comunes  y en general, ver como van las cosas.

Los otros facilitadores informan que las cosas están yendo bien en sus respectivos grupos. Las discusiones, a pesar de apasionadas y a veces acaloradas, han producido ideas nuevas, nuevos entendimientos y nuevas esperanzas. Se forjan nuevas conexiones, y se hacen nuevas amistades. Lo mejor de todo es que  los participantes se sienten fortalecidos; creen que realmente están haciendo algo para reducir la criminalidad en Milltown.

Haga una pausa y reflexione acerca de lo que ha aprendido, y comience a planificar la próxima ronda. Junte al grupo y comente como fueron las cosas. Registre (¡y celebre!) sus logros, y vea de qué otras maneras se puede fortalecer el programa. Suministre retroalimentación a los voluntarios. Utilice lo que ha aprendido para planificar el futuro. Trate de expandir su grupo de trabajo. De esta forma, usted puede profundizar su programa de círculos de estudio y hacerlo sostenible para así ¡construir un vecindario más fuerte!

Ejemplo: Una conclusión apropiada

Cuando finalizan los círculos de estudio, es tiempo de llevar a cabo otra reunión en el centro comunitario. Esta vez un Foro de Actividades  donde se puedan discutir las propuestas de los círculos. Los grupos han llegado con algunas buenas ideas para reducir la criminalidad en Milltown. En el transcurso de las discusiones, surgió la idea de que el aumento de ésta puede atribuirse a varias pandillas de jóvenes que están surgiendo en Milltown. Así que muchas ideas tienen que ver con la juventud. Por ejemplo:

  • Trabajar junto a la sub-estación de Policía creando una liga de básquetbol de jóvenes para que los adolescentes  de Milltown jueguen después de salir de la escuela.
  • Trabajar con el centro comunitario para expandir su menú de actividades al salir de la escuela.
  • Establecer un programa de mentores con  la secundaria de Milltown, para jóvenes en situación de riesgo.
  • Realizar  en la calle un festejo anual del Cinco de Mayo para celebrar la diversidad y unir un poco más al barrio.
  • Hablar con los integrantes de las pandillas en forma personal, para averiguar  por qué se han involucrado con las pandillas, qué los mantiene unidos a ellas, qué puede hacerse para que se sientan más parte de la comunidad, y qué puede hacerse para desalentarlos a tomar parte en actividades criminales.

Implementar estas sugerencias lleva una gran cantidad de tiempo y esfuerzo por parte de los residentes de Milltown,  pero sus esfuerzos dan resultado. Un año después de haber comenzado el programa de círculos de estudio, la criminalidad en Milltown ha descendido un 60 por ciento.

¿Y Alma y Allison? Están pensando en formas de embellecer Milltown, ¡Con una nueva rueda de círculos de estudio!

Consejos acerca del registro y la facilitación de un círculo de estudios

El secretario y el facilitador son muy importantes para cada círculo de estudios. El facilitador mantiene los temas focalizados y en movimiento, y el secretario se asegura de que las ideas de todos queden registradas. Si usted ha asumido uno de estos roles clave, aquí hay una descripción más completa de lo que necesitará hacer.

El rol del secretario

Cada círculo de estudios necesita un voluntario para anotar de todas las ideas que surgen. El secretario no debería ser el facilitador; los dos roles son demasiado importantes para que alguien cumpla con ambos. La tarea principal del secretario es escuchar con cuidado y documentar lo que los miembros del grupo dicen. Algunas personas creen que pueden tomar buenas notas y aún así participar de la discusión. Otros prefieren concentrarse en escuchar.

El rol del facilitador 

El facilitador tiene un rol clave en el proceso. He aquí algunos consejos que le ayudarán a facilitar reuniones exitosamente.

Manténgase neutral. Utilice sabiamente el poder del que dispone. Su rol nunca debe ser el de promover un punto de vista en particular, sino el de tratar de que la discusión continúe. Al final de la reunión, los miembros del grupo no deberían saber cuál es su opinión sobre los temas tratados.

  • Esté preparado. Piense de antemano hacia donde puede ir la discusión. Esto le permitirá prestar toda la atención al grupo en sí.
  • Permita que los participantes se contesten entre sí. Aliente la interacción entre los miembros. Si algunos comentarios o preguntas se dirigen a usted, trate de redirigirlos a alguna otra persona. Usted debería hablar menos que cualquier miembro del grupo.
  • No deje que alguna persona acapare la discusión. Si usted permite las interrupciones o que uno o dos oradores se adueñen de la discusión, las personas más amables se sentirán enojadas y frustradas. Al primer signo de problemas, haga referencia a las reglas que el grupo ha establecido.
  • Aliente a los participantes más tímidos. No ponga a nadie en la pasarela, pero busque oportunidades para que los más tímidos entren en la discusión. Apréndase los nombres de los participantes y utilícelos.
  • Mantenga las discusiones en el tema. Dado que los temas importantes generalmente están relacionados  unos con otros, es fácil que los grupos se deslicen hacia otras áreas. Los participantes necesitan la libertad de explorar conexiones e ideas, pero trate de mantener la discusión en el tema central de la sesión.
  • Permita pausas y silencios. Las personas necesitan tiempo para pensar y reflexionar. Algunas veces el silencio ayuda a las personas a tomar el coraje necesario para hacer un aporte valioso. Usted puede encontrar de ayuda el contar hasta diez luego de hacer una pregunta.
  • No se preocupe por lograr un consenso. No todos estarán de acuerdo en todo. No hay necesidad de un consenso; simplemente trate de que el grupo encuentre algunas áreas de acuerdo.
  • Ante la duda, pregúntele al grupo. Si está teniendo problemas para hacer cumplir las reglas básicas o para decidir a qué tema dedicar más tiempo, pregúntele al grupo que le gustaría hacer.

Para resumir

Si la comunidad de su vecindario parece amenazada por fuerzas de dentro o de fuera, si los vecinos no se conocen  mutuamente y los miembros de la comunidad viven virtualmente aislados unos de los otros,  y usted quiere tener una comunidad diferente, considere organizar un círculo de estudios. Al darle voz a la gente más afectada por los problemas del vecindario, los círculos de estudio estrechan los lazos entre los vecinos y más importante aún, fortalecen a la comunidad para  llevar adelante cambios reales y duraderos.

Contributor

Kate Nagy

Recursos en línea

The Citizen’s Handbook provides straight-forward recommendations and information for community members who want to get involved in activism.

Organizing Study Circles to Build Hospitable Communities is a guide for creating study circles with specific examples for each of their strategies.

Organizing Study Circles provides four strategies for having successful study circles.

Organizing Study Circles With Young People – This guide provides information on organizing study circles intended to get young people involved.

Study Circles gives a detailed overview of study circles, as well as their purpose and outcomes.

Study Circle Facilitator Guide is an online PDF that serves as a guide for facilitators of community study circles.

The Study Circle Process is a great resource that gives an overview of study circles, as well as the basic principles of study circles and the impact of study circles.

This section is based entirely on the writings of:

Study Circle Resource Center
P.O. Box 203
Pomfret, CT 06258
scrc@neca.com.

SCRC staff members offer their services to community leaders, free of charge, at every stage of creating a community-wide study circle program: giving advice on all the steps in the organizing process; helping to develop strong coalitions within communities; advising on material development; and writing letters of support for funding proposals. Often, SCRC can also provide free study circle guides. Occasionally, an SCRC staff member can visit a community to participate in organizing meetings and conduct facilitator trainings. SCRC is a project of the Topsfield Foundation Inc., a nonprofit, nonpartisan foundation dedicated to advancing deliberative democracy and improving the quality of life in the United States.

Their book:

Leighninger M., Flavin, M., & Ghandour, R. (1998). Building strong neighborhoods: A study circle guide for public dialogue and community problem solving. Pomfret, CT: The Topsfield Foundation.

Esta sección está basada enteramente en los escritos del

Study Circle Resource Center
P.O. Box 203
Pomfret, CT 06258
scrc@neca.com.

Los miembros del staff de SCRC ofrecen sus servicios sin costo alguno a líderes comunitarios, en cada etapa de la creación de un programa de círculos de estudio, brindando asesoramiento en todos los pasos del proceso organizativo, ayudando a desarrollar uniones fuertes dentro de las comunidades, asesorando en el desarrollo material o escribiendo notas de apoyo para la obtención de fondos. El SCRC a menudo brinda guías de círculos de estudio gratuitas. Ocasionalmente, un miembro del SCRC puede visitar una comunidad para participar en la organización de reuniones o conducir entrenamientos para facilitadores. El SCRC es un proyecto de la Topsfield Foundation Inc., una organización independiente sin fines de lucro dedicada a promover la democracia deliberativa y mejorar la calidad de vida en los Estados Unidos.

 Su libro:

Leighninger M., Flavin, C., & Ghandour R. (1998). Building strong neighborhoods: A study circle guide for public dialogue and community problem solving. Pomfret, CT: The Topsfield Foundation

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: