Inicio > Articulos de interes > Los reyes magos son reales

Los reyes magos son reales

Los reyes magos son reales

Luis Núñez Salinas, periodico www.plazadearmas.com.mx

luisnusa@outlook.com

Twitter: @LuisNSDG

 

Hoy en día, amable lector, queremos corroborar que los REYES MAGOS sí existen, que son una realidad y que millones de Niños y Niñas están a la expectativa de la noche más larga de todo el año.

Los Reyes Magos vienen de Tartessos, al Sur de la Península española, entre el triángulo que conforma el reino de Cádiz, Huelva y Sevilla, mismos reinos que en la era del nacimiento de Cristo representaban los más ricos e importantes.

Estos tres hombres fueron sabios eruditos de la lectura de las estrellas, astrónomos, que leían matemáticamente el cielo y que fueron avisados del nacimiento del Mesías, del Redentor.

Herodoto, historiador Griego, habla de Tartessos, en el V antes de Cristo habla de una cultura influida por los egipcios, los fenicios y el reino árabe (por ello, las vestimentas de los Reyes Magos que los hacen parecer como de Oriente y norte de África).

Tartesso no es una ciudad, es un conjunto de áreas geográficas, que al estar influidos por el norte de África, obtienen la cultura de los pueblos de la región, siendo el mediterráneo, un tránsito de mayor fuerza hacía sus movimientos por tierra, ya que el mar permitía no sólo la navegación, sino la comercialización con los pueblos del mediterráneo antiguo.

Melchor era el Rey de la zona de Tejada, rica en ganadería, era una monarquía heredada de más de seis mil años, (aunque algunos autores lo determinan exclusivamente dentro del reino de 500 años antes de Cristo), pero los escritos datan de entre 5 mil y 6 mil años antes de Cristo.

Melchor era el Rey “Rubio”, como la tradición nos hacer ver, pero seguramente por la zona y la influencia de miles de años de los egipcios y los fenicios, debieron de ser hombres morenos y barbados.

Melchor creía en la divinidad más antigua de Tartessos: Gerión, hombre de tres cabezas, que en la mitología Griega fue vencido por Hércules y por ello se construyó la torre de Hércules.

Y era fiel a esta divinidad. Sus grandes contradicciones filosóficas estaban asentadas en la existencia de una Divinidad única, debido a que Melchor estudió en escuelas filosóficas griegas y por su posible participación en Alejandría era, de los tres Reyes Magos, el más sabio.

Por sus disertaciones acerca de que la divinidad era única y no varias es que determina partir junto con dos reyes más hacia el pesebre de Belén, para adorar a Jesús, Rey de Reyes. Melchor portaba la Mirra en la epifanía del Señor.

Gaspar era del reino de Gádir, la única ciudad amurallada de esta zona, debido a los constantes ataques de los fenicios (que aparte de ser excelentes comerciantes, también eran buenos para la guerra) y tribus nómadas; era la zona de mayor riqueza de oro, metal representativo de las culturas antiguas, por su brillo y su valor.

Gaspar es representado de blanca barba y de piel sajona. Las barbas blancas eran signo de sabiduría, por tal motivo era el rey más viejo de todos ellos, por la época, el nivel de vida debió ser de entre los 40 y 50 años, a quienes ya se les consideraba seniles.

Su reino extraía el oro de las minas, mismas que eran comparadas al Offir del Rey Salomón.

Gaspar creía en Gárgoris, antigua deidad heroica que fundó la zona del sur de España, y que les enseñó la Apicultura (el cultivo de las abejas). Por ello, algunos autores de la antigüedad hablan de que la epifanía no era oro, sino MIEL lo que Gaspar depositó a los pies del Niño Dios.

Gaspar fue el inventor (en la zona) de la moneda de plata, que después los fenicios utilizaron como medida de comercio, tanto por su valor de maleabilidad como el oro, y su pureza de metal precioso (podemos ver algunos reinos de oriente con plata por la comercialización del Rey Gaspar, cuando se terminó el oro y la plata de las minas de Sión). Herodoto.

Gaspar portó el oro, la miel y la plata que se entregó a Jesús.

Baltazar era el Rey que la tradición lo representa como un hombre Negro, fornido y sobre elefantes.

Su reino era rico en especias aromáticas y especias de la cocina. Por ello su comercialización con los fenicios era de cuatro monedas de oro por un puñado de hojas de laurel, o una taza de aceite de oliva.

Baltazar tenía el reino más grande de los tres Reyes Magos, que iba desde Tesefilla, los Alcores, hasta la desembocadura del río Guadalquivir en el Mediterráneo, en la zona que se conoce como Lacus Ligustinus.

Al ser el Rey más joven, había heredado el reino de su padre Baltazar Primero, quien se había dedicado a comercializar las plantas aromáticas en toda la zona, siendo famoso sus perfumes y sus óleos, que traspasaron las fronteras antiguas, llegando inclusive a la misma Cleopatra.

Baltazar creía en Baal, una antigua deidad bélica, misma que ha pasado a nuestros días como una deidad del mal, aunque en realidad, era diferente su culto. Esta religión entra al reino de este rey por los fenicios, porque es una deidad antigua altamente relacionada con el dinero y la riqueza pagana. (Tratado de Roma y Carthago del año 348 a. C.)

Baltazar es el rey que ofrece a Jesús el incienso y las hierbas aromáticas.

Melchor, Gaspar y Baltazar zarpan del puerto de Menesthei, por el mediterráneo, para realizar una larga travesía hacia la ciudad de Belén, no por tierra, eso fue cuando ya desembocaron en el puerto de Netanya.

Siguiendo la estrella que los guiaba.

Antes de llegar a Belén, se entrevistaron con Herodes, quien reconocía su poderío y sabiduría, Mientras tanto, Herodes dio un banquete suculento a los extraños Magos. Consumieron vinos generosos de ambas riberas del Jordán, en copas romanas de doble asa. Les hizo obsequios y recibió de ellos regalos. (Llorente M.)

Entonces, Herodes hizo desalojar la sala de oídos indiscretos y dijo a los Magos:

Teniéndolo tan fácil no estaba yo suficientemente informado. He estado muy atareado en la reconstrucción del templo. He embellecido la ciudad, que estaba arruinada después de medio siglo de luchas. Bajo mi mandato se ha establecido la paz gracias a más tratados con los romanos.

No es bueno dar a conocer al nacimiento de “otro” rey nuevo. Id vosotros a Belén e informaos de todo lo referente a ese niño y a sus padres. Luego yo, en el momento oportuno, también iré a postrarme ante él y adorarle. Haré preparativos y dispondré también mis regalos para hacerle honores divinos. (Ángel Llorente).

Los Reyes Magos no le creyeron y partieron.

Parten hacia Belén en toda una caravana, los caballos cansados son reemplazados por camellos, aunque sólo Melchor sigue en su caballo, por cierto, de nombre Alfil (ya que el rey mago era amante del ajedrez, invento de los viejos sabios hindúes).

Gaspar iba en un camello, aunque no dominaba su monta, era hábil para su manejo. Baltazar iba en un elefante africano, mismo que habían rentado en la ciudad, porque la carga de las carrozas y los presentes que llevaban era basta y pesada.

Aunque la caravana era grande y suntuosa, pasó desapercibida por la ciudad, porque debemos recordar que los pueblos hebreos eran pueblos nocturnos, lunares, que se escondían del calor del desierto, y sólo salían cuando era de noche. Esta costumbre la tienen hasta hoy día. Por ello es posible que no se viera la suntuosa caravana de adoración.

“Después de haber nacido Jesús en Belén de Judea, en el tiempo del Rey Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén diciendo: ¿dónde está el que ha nacido, el Rey de los Judíos? Porque hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo…

…Los Reyes Magos se marcharon y la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos hasta que fue a pararse sobre el lugar donde estaba el Niño. Al ver la estrella, sintieron una gran alegría.

Entraron en la casa y vieron al niño con María, su madre. Se hincaron y lo adoraron. Abrieron sus tesoros y le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Luego, habiendo sido avisados en sueños que no volvieran con Herodes (pues él quería buscar al Niño para matarlo), regresaron a su país por otro camino (Mateo 2 1-11).

Al regresar, los Tres Reyes Magos convirtieron sus reinos, cambiaron su adoración pagana y transformaron las bases de lo que serían los reinos Monoteístas (un solo Dios), aunque no tuvieron edad más para saber de la Vida de Cristo y el Evangelio, y sus reinos cayeron ante los embates de los fenicios, y los cartagineses, esta zona se devastó y despobló.

Al caer Tartesso, se culminó la edad de Bronce y comenzó la de Hierro. Según los historiadores tradicionales.

Nuestro Papa Emérito Benedicto XVI dice en “La infancia de Jesús”: La promesa contenida en estos textos extiende la proveniencia de estos hombres hasta el extremo Occidente (Tarsis, Tartesos en España), pero la tradición ha desarrollado ulteriormente este anuncio de la universalidad de los reinos de aquellos soberanos, interpretándolos como reyes de los tres continentes entonces conocidos: África, Asia y Europa”.

Las afirmaciones del Papa colocan a Huelva de nuevo en el epicentro de la historia: hace dos mil años, en el portal de Belén, con los Tres Reyes Magos ofreciéndole presentes al niño Jesús, y 1492 años después, con el protagonismo de Huelva en la gesta descubridora de Colón en el Nuevo Mundo.

Así pues, amigo lector, Los Tres Reyes Magos son una VERDAD histórica, misma que se manifiesta hoy en día, en millones de hogares mexicanos.

La tradición al norte de África habla de que estos tres Reyes Magos, al ser benditos por Jesús, se volverían benefactores de los Niños y Niñas de todo el mundo, dejándose ver solamente la noche anterior al 6 de enero, día de los Santos Reyes.

Y Usted ¿Dejó de creer en los Reyes Magos?

Luego entonces, amigo lector, no nos quejemos del México que estamos viviendo, porque en ello nos quede claro: ¡Tenemos el País que queremos! Esa es mi apuesta, ¡y la de Usted?…

Anuncios
Categorías:Articulos de interes
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: