Inicio > Iglesia > Ser hombres de Eucaristía pide Faustino a Romeros.

Ser hombres de Eucaristía pide Faustino a Romeros.

Ser hombres de Eucaristía pide Faustino a Romeros.

Se viven situaciones críticas de la Fe, dice ante neocomulgantes

POR: MANUEL PAREDÓN Y ALFONSO GARCÍA CRUZ

Noticias de Querétaro, 19/07/2013

153 Peregrinación Varonil de Querétaro al Tepeyac

54 Peregrinación Femenina de Querétaro al Tepeyac

Jilotepec, Edo. de Méx.- En un hecho sin precedente en los últimos 50 años de la peregrinación al Tepeyac, solo 23 de 200 niños previstos, hicieron su primera comunión en Canalejas ante la tierna mirada de la Virgen de los Dolores de Soriano y donde el obispo Faustino Armendáriz Jiménez, advirtió que se viven situaciones críticas de fe y a los peregrinos les pidió ser hombres de Eucaristía

Momentos antes, trascendió que serían 45 comulgantes, pero al acercarse a recibir la sagrada eucaristía, fueron 23.

Y es que el grueso de los apuntados con antelación, no fueron constantes en las catequesis impartidas en sus parroquias.

No por ello la ceremonia fue menos emotiva, en un vistoso escenario que preparó cuidadosamente el Decanato de Soriano.

Entre los comulgantes, la mayoría niños vestidos como Juan Diego un hermano de 45 años que caritativamente pidió que no se le preguntara su nombre.

Resaltó que estos niños seguirán creciendo en el amor a la eucaristía si nosotros, los adultos amamos la eucaristía,

En su mensaje, el obispo rememoró la ceremonia de las primeras comuniones de la peregrinación anterior, donde el Nuncio Apostólico Chrstophe Pierre lanzaba el desafío aquellos que miran con escepticismo o indiferencia a la Iglesia católica.

Y  lanzaba el reto de mirar esta peregrinación diciendo si alguien duda de que la presencia Dios se manifiesta en un pueblo que camina, si alguien duda que una Iglesia no está viva, si alguien duda de los miembros de la iglesia, que mire hacia esta peregrinación de Querétaro,

Creo dijo, que se sigue acrecentando esta manifestación de fe a lo largo de este camino al Tepeyac, con el numeroso contingente de hombres, mujeres y ciclistas que recorremos este camino de fe, este camino de esperanza.

Esta contribución para la paz y para la fraternidad, esta manifestación de fe, donde cada uno de nosotros, desde la sencillez de ser hijos de Dios y la grandeza de esta identidad, se manifiesta a Dios con su canto, en su conducta, quienes somos, que es y quien es la Iglesia.

Por eso hermanos, hoy le damos gracias a Dios por un año más, 123 años de esta histórica peregrinación, en esta histórica Diócesis de Querétaro con 150 años de caminar en los senderos de la evangelización.

Y  sin duda, son varios los motivos que nos mueven en este momento a vivir la alegría de creer, a vivir la alegría de formar la Iglesia particular de Querétaro,

Pero también a vivir el compromiso bautismal de ser prójimo para el hermano.

Pidamos que el Señor fortalezca nuestra fe, agregó.

El pastor diocesano, dijo que ha tenido la fortuna de encontrarse con muchos peregrinos y en más de una ocasión, las situaciones que se viven en el corazón y la familia, es por situaciones críticas de fe. ‘

“Pidámosle al Señor el conservar, el acrecentar y el custodiar el tesoro de la fe que no hace otra cosa más relacionarnos con aquél que es nuestro creador, con aquél que es nuestro padre, con aquél que es nuestro Señor.

Y en la medida que esta relación se fortalezca, en esa medida nuestra identidad de hijos je Dios, nos llevará a tomar en serio quienes somos, cristianos católicos que viven la alegría de creer, amar y un escenario de esperanza donde quiera y la situación en que se encuentren.

En su mensaje, el señor obispo se atrevió a decir que si este contingente ha crecido, es por la tarea de tantos agentes de pastoral presididos por los sacerdotes en sus diversas comunidades parroquiales, especialmente con el impulso misionero que están dando en la Diócesis, por la cercanía en el proceso evangelizador que ha involucrado a tantos hermanos y hermanas, de tal manera que seamos una Iglesia unida.

Finalmente pidió que no le den la espalda a Dios cuando El se hace encontradizo en nuestra vida, necesitamos de Dios para decir que vamos peregrinando y que somos peregrinos de fe necesitamos de Dios para que después de que regresemos a nuestras habituales ocupaciones fortalecidos, alertó el éxodo silencioso de hermanos que por su ignorancia se dejan embarcar por sectas o diversos grupos religiosos.

Categorías:Iglesia
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: