Inicio > Virilidad y vocacion Cristiana > 7 Carácter, temperamento y personalidad

7 Carácter, temperamento y personalidad

7.     CARACTER, TEMPERAMENTO Y PERSONALIDAD

Manual de la ACJM Virilidad y Vocación Cristiana

I INTRODUCCION

La palabra “carácter” podemos interpretarla de muchas maneras. A veces decimos: el sacramento del bautismo Imprimió “carácter’’. Con ello damos a entender que el sujeto que ha recibido tal sacramento ha quedado marcado con un sello indeleble, o lo que es lo mismo, que no se borra, en virtud de la recepción del sacramento. Hablamos también sobre el “carácter’ de un pueblo, cuando examinamos su modo de ser, cómo piensa cómo se manifiestan sus moradores. Y así decimos: tal pueblo es apático. ¿Por qué le damos el calificativo de apático? Porque examinando su modo de ser y de obrar, encontramos que sus habitantes son indiferentes ante los problemas que los rodean, despreocupados ante el problema del desarrollo y la superación, etc. Asimismo hablamos del “carácter” de un acontecimiento cualquiera, de un edificio, de un paisaje, de una obra teatral, de una revolución, de un acto social, etc.

II            DESARROLLO DEFINICION

Cuanto decimos de cada uno de estos caracteres, queremos dar a en-tender las cualidades que la componen, que la han motivado o le dan una tónica particular, o sea, estudiamos cada una de las partes que la componen.

La palabra CARACTER desde el punto de vista psicológico se define así: “el modo peculiar y habitual de sentir, pensar, obrar y reaccionar de un individuo, bajo la dirección del entendimiento y de la voluntad”.

Decimos “modo peculiar” porque cada persona tiene su manera de manifestarse, de ver las cosas, de actuar es así como se distingue a una persona por sus rasgos fisonómicos (moreno, blanco, alto, cara redonda, ojos azules, etc.), igualmente se diferencia de las demás por su fisonomía psíquica y moral, de suerte que decimos: éste tiene un “carácter” cariñoso, aquél seco, el otro calmado, éste violento, aquel apático; etc. A estas cualidades particulares de manera de ser ante los demás, es lo que llamamos “modo peculiar”.

El “modo de sentir”, “obrar” y “reaccionar’ se refiere a los distintos aspectos de la vida psicológica de todo individuo, pues no es el mismo sentir, obrar y reaccionar de un niño a los ocho años que el de un joven a los dieciocho. Por consiguiente, este sentir, obrar y reaccionar, va evolucionando a medida que el individuo se desarrolla psíquica y fisiológicamente.

En el “carácter” encontramos una manera ordinaria y constante de proceder de un sujeto. Sin esta nota de rasgo habitual, no puede hablarse de una característica o “carácter” específico, pues si una persona ante determinada situación obra de un modo y mañana ante la misma situación obra de diferente manera, encontramos que es un “carácter” variable y. por consiguiente, de una personalidad no bien formada. Ejemplo :

Un compañero, el cual me es antipático, me invita a un espectáculo prohibido y me niego alegando que no debo de ir. Al día siguiente me invita al mismo espectáculo mi mejor amigo y voy.

Podemos decir que el “carácter” es una propiedad del ser racional el cual, dirigiendo sus actos mediante la luz del entendimiento y ejecuta dos por un mandato de la voluntad, se convierte en dueño de ellos y de su conducta. El entendimiento ilumina los actos que vamos a realizar. La voluntad acepta o rechaza según convenga o no.

Designase también por “carácter” en sentido amplio, a la fuerza de voluntad, modo estable de obrar en armonía con principios sólidos que guíen firme y racionalmente su conducta. Llamamos “falso de carácter” a aquel individuo cuya conducta fluctúa o varía a merced de las circunstancias. En psicología se toma la palabra “carácter” como sinónimo de voluntad firme y bien orientada, que es uno de los elementos de la personalidad.

EL TEMPERAMENTO. ELEMENTO CONSTITUTIVO DEL CARACTER

Si examinamos nuestro cuerpo, un reloj o una máquina cualquiera, veremos que  en el caso de nuestro cuerpo, está compuesto de diversas sustancias y elementos y en el caso del reloj y de la máquina, de diversas piezas las cuales, unidas, componen un todo. Estos elementos los llamamos innatos, o sea que  como en el caso del hombre, no puede desprender-se de ellos porque nace-con ellos.

Otros llamamos adquiridos (físicos, fisiológicos, psicológicos, socia-les). Estos factores adquiridos, ya estables o accidentales, los adquiere el hombre a través de los años y vienen a contribuir a la formación del carácter modificando el temperamento.

El temperamento denota lo que somos de una manera espontánea e irreflexiva en un momento determinado. El carácter, lo que somos en virtud del impulso consciente, dado al temperamento por nuestra voluntad.

EDUCACION DEL CARACTER

El temperamento puede ser educado y de hecho modificado: de lo contrario, estaríamos a merced de nosotros mismos y dirigidos por una especie de fatalismo. Así nací, así seguiré hasta el fin de mis días. Es cierto que no todos los componentes del hombre son igualmente modificables. Por ejemplo, nuestra voluntad no manda en el mecanismo de nuestra digestión

  • en el funcionamiento del riñón. Sin embargo, está en nuestras manos modificar y enderezar nuestras tendencias, dominar y reprimir nuestros sentimientos, controlar nuestras emociones, etc.

Quizá conozcas la vida de San Francisco de Sales.

En su juventud era un joven inclinado a la ira y a la violencia. Con tanto ahínco trabajó este en la virtud de la mansedumbre, que la Iglesia en la actualidad lo pone como ejemplo de esta virtud.

A lo mejor preguntas:

¿En qué cuenta el joven para la formación del carácter?

Respuesta:

Sagrada Escritura.

Vida de Santos.

Ciencia.

Oración, vida de gracia y sacramentos y sobre todo, la propia voluntad.

III       RESUMEN

¿Qué es el carácter?

¿Qué relación existe entre temperamento y carácter?

¿A qué recursos se debe acudir para la formación del carácter?

 

IV ENCUESTA

VER: ¿Existe preocupación por la formación del carácter en la ju¬ventud de tu ambiente ?

JUZGAR: ¿Para qué sirve un carácter bien formado?

AUCTUR: ¿Qué hará el Equipo para colaborar en la formación mejor del carácter en los jóvenes del ambiente?

V         CONSIGNA PERSONAL

¿Qué harás para formar mejor tu carácter?

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: