Inicio > Virilidad y vocacion Cristiana > 1 Mision y Destino del Hombre

1 Mision y Destino del Hombre

 

 

“VIRILIDAD y VOCACION CRISTIANA”

V. V. C. 1

 

 

 

 

CURIA DEL ARZOBISPADO DE MEXICO

Secretaria de cámara y gobierno

Apartado Postal M-8677

Mexico 1, D. F.

 

 

 

»VIRILIDAD Y VOCACION CRISTIANA”

Comité Central de la A.C.J.M.

Rihil obstat

Mons. Rafael Vázquez Corona
Asistente Racional

Imprimatum

Dr. Francisco Orozco Lomelín
Vicario General del Arzobispado de México.

 

 

 

 

 

SISTEMA BASICO DE FORMACION MILITANTE

AREA I

TERCERA EDICION

EDICIONES DEL COMITE CENTRAL DE LA

ASOCIACION CATOLICA DE LA JUVENTUD MEXICANA.

JUNIO DE 1970

Derechos reservados (c) por el
Comité Central de la ACJM.
Serapio Rendón 43 México 4, D.F.

Primera Edición: Enero 1968
Segunda Edición: Julio 1968
Tercera Edición: Junio 1970

IMPRESO EN MEXICO PRINTED IN MEXICO

 

1.                 MISION Y DESTINO  DEL HOMBRE

 

INTRODUCCION

¿Para qué vive el hombre? Todos los hombres que vemos en las calles, en la plaza, en las fábricas, en los cines, en las oficinas, en el campo, todos viven. Pero… ¿ ellos saben para qué ?

Para algunos podría ser hasta absurda la pregunta, pero allí queda el problema. ..

¿PARA QUE VIVES? ¿TU LO SABES CON CERTEZA?

¿Con una certeza que invada todo tu ser, que sea luz que guíe tus pasos y fuerza que te sostenga en tus luchas?

Si eres estudiante:

Estudias, te afanas por formarte, por hacerte profesionista, por conquistar un lugar preeminente en la sociedad. Te diviertes, ríes, lloras, sufres…

Si eres obrero:

Pegado a las máquinas pasas largas horas de tu vida… te cansas. Empiezas todos los días una nueva jomada…

Si eres empleado:

Se desliza tu vida entre los papeles de una oficina, tus relaciones sociales, tus diversiones.

Y al final de todo… ¿que? ¡Cuántas actitudes de los hombres ante la vida!

Unos hacen de la vida una interminable diversión; viven para divertirse, para malgastar el tiempo en naderías. Otros invierten toda la vida, con sus energías y sus afanes, en obtener un capricho, una pasión.

El hombre tiene en su vida una misión y un destino. Una misión a cuyo cumplimiento está supeditada la adquisición de su destino.

II         DESARROLLO

ORIGEN: ¿Quién es el hombre?

Cuántas incógnitas se encierran en él.

Qué ser tan misterioso es el hombre, síntesis de la creación material y espiritual, compuesto de cuerpo y espíritu, con necesidades corporales y materiales y con ímpetus espirituales; con tendencias bajas y anhelos de altura; de ideales sublimes y de caídas lastimosas. Un ser que ríe, que llora, que sufre, que goza, que ama y que odia, que nace y que muere…

Lleno de inquietudes, de temores, de ilusiones, de esperanzas, de luchas… capaz de conocer la verdad, de buscarla, de descubrirla, de encontrarse a la altura de la verdad, y también de caer y aferrarse al error, capaz de penetrar en las profundidades de la verdad infinita….

Esta síntesis admirable de espíritu y de materia, de inteligencia y de voluntad, que es el hombre, no pudo menos que ser creado por Dios.

Viniste al mundo por deseo expreso de Dios que te creó. Pasarás una temporada en el mundo y luego iniciarás una nueva vida que no tendrá fin: la eternidad.

Al crearte. Dios te dotó de un conjunto de cualidades y de recursos naturales: alma, inteligencia y, sobre todo, te dio la gracia. Eso quiere decir que Dios tiene tm plan sobre tí, que te trajo al mundo para que cumplieras una misión concreta, especial. La vida divina te hizo hijo de Dios, heredero del cielo, te colocó dentro de su Iglesia, te dio la Fe, la Esperanza, la Caridad y un cúmulo de auxilios y de gracias…

¿Cuál es pues la misión del hombre sobre la tierra?

Se puede hablar de una misión que abarca a todo hombre y de otra particular, para cada uno de los hombres. Se deduce de su propia naturaleza: creatura hecha por Dios, dotada de inteligencia y de voluntad, para conocer la verdad y amar el bien. El hombre ha de emplear su inteligencia para afirmar, con la simple contemplación de las maravillas de la naturaleza, la existencia de Dios, que es la verdad plena y total.

SU MISION EN LA TIERRA ES:

A)           Amar a Dios:

Descubrir que Dios es la fuente de toda la verdad y de todo bien y perfección y que su misma vida es fruto del amor de Dios; debe brotar en el corazón del hombre un sentimiento de amor y de adoración.

B)           Servir a Dios:

El hombre tiene como misión en la tierra servir a Dios, es decir, la conciencia de su dependencia de Dios, de que El es su felicidad eterna, de que fue hecho por El y para El, hará que el hombre ponga al servicio de Dios todo su ser, sus cualidades y capacidades! Servir a Dios significa que el hombre está llamado a colaborar con Dios en su obra creadora, terminándola. Es un colaborador de Dios el hombre que lucha porque el mundo progrese y se perfeccione.

Por extraño que parezca, la obra de Dios es incompleta, la tierra es una “sinfonía incompleta” que ha de terminar el hombre por propia voluntad del Creador. Si Dios hubiera querido hacer todo, hubiese tenido que construir por sí mismo las casas, los puentes, las ciudades, hasta los objetos personales. El mundo hubiera sido frío, inmóvil, estático.

LA FUNCION DEL HOMBRE EN LA OBRA DE DIOS ES DOBLE

Emplear y desarrollar todos los talentos que ha recibido de Dios.

Desarrollar su cuerpo, aumentar sus conocimientos, regular su vida de acuerdo con los dictados de su conciencia, desarrollar progresiva y amorosamente una personalidad, tender a la perfección teniendo como modelo a su Padre Celestial.

El hombre posee una riqueza inagotable en energías y en capacidades. Su misión consiste, no en ahogar esas energías sino en dilatarlas, liberar esas fuerzas vivas, realizar amorosamente sus potencialidades físicas, intelectuales, artísticas y morales.

Como un artista que de la arcilla hace una obra de arte, así el hombre debe modelar su ser y realizar el hermoso tipo de hombre que Dios le pide llegar a ser. Desde la Encamación; el tipo perfecto del hombre al que debe tenderse es Cristo Jesús. VERBO e imagen del Padre.

Continuar la Obra de la Creación:

Explotar las riquezas del suelo, dominar la materia, disponer de los elementos de la naturaleza. En esta perspectiva, todo trabajo humano y honrado continúa la obra de Dios y se reviste de un sentido espiritual, desde el humilde campesino que abre la tierra y siembra la semilla, hasta el intelectual que profundiza en la ciencia y en el arte, todos son colaboradores valiosos del Creador.

Nos dice el Concilio: “El conjunto ingente de esfuerzos realizado» por el hombre… considerado en sí mismo responde a la voluntad de Dios. Creado el hombre a imagen de Dios, recibió el mandato de gobernar el mundo en Justicia y Santidad, sometiendo así la tierra y cuanto en ella se contiene, y de orientar a Dios la propia persona y el Universo entero, reconociendo a Dios como Creador de todo, de modo que, con el sometimiento de las cosas al hombre, sea admirable el nombre de Dios en el Mundo” (Gaudium et Spes Núm. 34).

Índole comunitaria de la vocación humana
Servir de Dios es servir a los demás
:

Un padre de familia da dinero a su hijo para que éste socorra a un pobre; lo asocia a su gesto caritativo.

Lo mismo hace Dios, deposita en las manos de cada hombre “talentos” con la misión de ponerlos a disposición de los demás. Dios nos ha dado la oportunidad de ser como Él: buenos y generosos; Dios ha creado a los hombres no aislados, sino integrados en una sociedad; el hombre nace en la sociedad familiar y se desarrolla en las distintas sociedades: la familia, la escuela, la sociedad civil, la sociedad religiosa. Estamos obligados todos a invertir en bien de los demás las cualidades y talentos que hemos recibido. Así como nos aprovechamos de los talentos de los demás.

La Iglesia lo reconoce:

“Dios que cuida a todos con paterna solicitud, ha querido que los hombres constituyan una sola familia y se traten entre sí con espíritu de hermanos… Por lo cual el amor de Dios y del prójimo es el primero y el mejor de los mandamientos”… “El hombre, única creatura terrestre a la que Dios ha amado por sí misma, no puede encontrar su propia plenitud si no es en la entrega sincera de sí mismo a los demás”… “La vida social para el hombre no es sobrecarga accidental… la persona humana, por su misma naturaleza tiene absoluta necesidad de la vida social” {Gaudium et Spes Núm. 24 y 25).

“Asimismo, estamos obligados a respetar los derechos de los demás y desarrollar así las virtudes que exige la convivencia con los demás: justicia, caridad, comprensión, paciencia, generosidad…”

Esta mutua comunicación de bienes es lo que enriquece al hombre y

Lo conduce a su perfección. Por eso, a través del trato con los demás, de la reciprocidad de servicios, del diálogo con los hermanos, la vida social engrandece al hombre en todas sus cualidades y le capacita para responder a su vocación. (25).

MISION PARTICULAR DEL HOMBRE:

a)      La realiza el hombre enclavado en un ambiente concreto, fundamentalmente comprometido en un determinado estado de vida y.

b)     En el ejercicio de todas sus relaciones sociales con los demás hombres ya sean relaciones sociales, políticas, de amistad, deportivas, de diversión, etc., ha de procurar su propia perfección colaborando en el progreso y bien de la sociedad, sirviendo y amando con esto a Dios y a sus semejantes.

Misión del Cristiano:

La misión del cristiano en el mundo no es distinta de la de todos los hombres, sino que, transformado por la vida divina que corre por sus venas, iluminado por la Fe que le abre horizontes ilimitados y le da razón de todo, sostenido por la esperanza de los bienes futuros y capacitado para

un mayor y más profundo amor a Dios cuya semilla ha sembrado el mismo Dios, e injertado en el Cuerpo Místico, robustecido con los auxilios divinos y las virtudes cristianas, está en una situación privilegiada para cumplir su misión temporal con mayor amplitud y profundidad, y cuyo cumplimiento se hace más urgente, más vivo, más consciente y con una dimensión ilimitada.

Dice el Concilio:

“El mensaje cristiano no aparta a los hombres de la edificación del mundo ni los lleva a despreocuparse del bien ajeno, sino que al contrario, les impone cómo debe hacerlo”.

DESTINO DEL HOMBRE

El poderoso impulso que lanza al hombre a alcanzar la eternidad, no se pierde en el vacío, no es una frustración humana ya que el hombre es un ser que pasa el tiempo para existir en la eternidad.

La muerte del hombre, consecuencia de su pecado, ha sido vencida por Cristo el Hombre Nuevo y lo que era un destino fatal, consecuencia del pecado, se convirtió en una inmolación necesaria para la resurrección y la vida eterna.

El destino del hombre es la convivencia eterna con Dios. Como semilla y garantía de esta convivencia con Dios posee el hombre ahora la Gracia divina.

Esta adquisición de la felicidad eterna está supeditada a la actuación del hombre en el mundo. Por eso se presenta como un ideal que inspira la vida humana, como una meta a la que hay que tender, como un premio que hay que obtener. Destino maravilloso que ha inspirado las más grandes empresas, los actos más heroicos y las vidas humanas más llenas de amor, de fe, y de esperanza.

“Mientras toda imaginación fracasa ante la muerte, la Iglesia, aleccionada por la revelación divina, afirma que el hombre ha sido creado por Dios para un destino feliz situado más allá de las fronteras de la miseria terrestre”.

III       RESUMEN

  • ¿Quién es el hombre?
  • ¿Sabes con certeza para qué vives tú joven?
  • ¿Cuál es la misión general del hombre?
  • ¿Cuál es la función del hombre en la obra de Dios?
  • ¿Cuál es la misión particular del hombre?

IV ENCUESTA

VER:      ¿Tienen los jóvenes de tu ambiente conciencia de lo que son?

¿Cuál es su misión, su destino?

JUZGAR: ¿Cuáles son los resultados de este conocimiento o ignorancia de su ser y su misión?

ACTUAR: ¿Qué puede hacer el Equipo para ayudar a los jóvenes de su ambiente a que tengan conciencia de lo que son y cumplan con su misión?

V         CONSIGNA PERSONAL

¿Qué haré para recordar lo que soy y cumplir con mi misión cada día?

¿Cómo puedo ayudar a mis amigos para que cumplan su misión?

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: