Inicio > Articulos de interes > La peregrinacion es una tarea de todos los dias

La peregrinacion es una tarea de todos los dias

LA PEREGRINACIÓN ES UNA TAREA DE TODOS LOS DÍAS, AFIRMA EL OBISPO FAUSTINO ARMENDÁRIZ

ULISES VILLAR Julio 14, 2012 9:13 Hrs

www.plazadearmas.com.mx

Durante la celebración de la Santa Misa de aniversario para los peregrinos que alcanzaron los 50 años de caminar hacia el Templo del Tepeyac, Monseñor Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de Querétaro, recordó a los veteranos de la romería y a los iniciados, que la palabra de Dios y el peregrinar de los mexicanos no concluye el domingo, sino que debe de perseverar en todas las actividades del cristiano.

“Recordemos que la Peregrinación nunca termina, porque continúa todos los días buscando el camino de nuestra fe, y creo que todos los peregrinos deben de seguir en todas sus actividades el camino de la fe, ya que en la vida cristiana también debe servir para acercarse a Dios y dejarse amar en todo momento”.

En este sentido, Monseñor Armendáriz afirmó la misión del peregrino es la vocación del cristiano que debe anunciar la palabra de Dios, todos los días, cada hora, y en cada segundo de su vida, ya que el día que se deja de luchar, los hombres quedan indefensos ante el “maligno”, por eso la lucha de todos los días se necesita nutrir y el alimentar con la sagrada eucaristía.

“No importan las acciones de nuestra historia, porque dice el profeta Isaías que haciéndose al camino de Dios, él nos aceptará como seamos, siempre y cuando le permitamos amarnos, por ello dejémonos amar por Dios, debemos abrir el corazón a Dios y aceptar su eucaristía, debemos recibir su perdón para poder seguir de pie, con un rostro que puede testificar la fe ante los demás”.

Por ello, afirmó que la Peregrinación es una oportunidad para mirar hacia el interior de cada caminante, para que la palabra de Dios sea escuchada durante todo el camino y después sea repetida durante cada día del año, ya que muchas veces se está lleno de tantas cosas sin valor, que se olvida el llamado que la Virgen María de Guadalupe hace a cada uno de sus hijos.

“La Virgen María siempre nos atrae, siempre nos jala para adorar a su hijo Jesús, y ese es el objetivo del peregrinar y es lo que busca en nosotros, en esta peregrinación al Tepeyac, por ello la palabra de Dios ha sido contundente, pidiendo que se conviertan a la palabra de Dios y que pongamos atención a lo que verdaderamente importa”.

Por último, Monseñor Armendáriz reconoció que “la Virgen María de Guadalupe es la que nos guía en nuestros caminos y es la que nos da fuerzas para salir adelante, y por ello vamos caminando porque amamos a María, por eso en el santo rosario que vamos haciendo y con el alimentando nuestro caminar, es fundamental dar gracias María por interceder por nosotros en el camino”.

 

DEJEN UNA DULCE FRAGANCIA: LLAMADO DEL PADRE SAÚL RAGOITIA

KENIA PÉREZ Julio 14, 2012 9:02 Hrs

  – Imprimir Imprimir

El cuerpo de Cristo, dijo el sacerdote Saúl Ragoitia al celebrar la Misa especial de entrega de preseas

“¿Quién de ustedes quiere ser Santa?”, preguntó el Padre Saúl Ragoitia Vega a millares de mujeres durante el sermón el día de ayer en Tepeji del Río, en donde se realizó también la entrega de las medallas a las mujeres con 25 y 50 años como peregrinas.

El también vocero de la Diócesis de Querétaro, dijo que ser Santo significa vivir la vida originaria, verdadera y de manera extraordinaria, e invitó a que esta Peregrinación sirva para que las misioneras busquen la santidad.

“Podrán venir para cumplir una manda, porque ya es tradición, para ver a Nuestra Madre Santísima, pero lo más importante es que no sea en balde este momento extraordinario para ir alcanzando la santidad, en eso consiste la Peregrinación”, dijo durante en el preámbulo del sermón.

Comentó que es difícil entender la santidad como algo que se puede lograr en nuestros días porque “somos pecadores, frágiles e infieles a Dios y le volteamos la espalda, esa realidad es la Cristo vino a restaurar, vino a revivir, para santificarnos”.

“¡Oh feliz culpa que mereció tal y tan grande Redentor!”, enunció al recordar el pregón pascual de la vigilia en Semana Santa que, dijo, es el Misterio de la Cruz en el que “Jesús vino a rescatarnos, ese es el principio de la Santidad”.

El sacerdote indicó a las mujeres que no consideren imposible vivir la Santidad, “veamos todos los numerosos ejemplos de hombres y mujeres que han alcanzado la santificación en su vida”.

Asimismo, mencionó que la Santidad requiere de hombres y mujeres de calidad que “vivan la religión de verdad,  hoy hay muchos católicos que vienen abollados” y argumentó que es necesaria la responsabilidad en las acciones.

Hay muchos obstáculos para alcanzar la santidad –continuó– vivimos en una sociedad donde el secularismo se ha adueñado y nos ha arrebatado la fe.

El Padre Saúl sentenció que quien saca a Dios de la vida no respeta la vida de nadie, “se lastiman los grandes principios, la vida misma; se cae en la infidelidad, caemos en la idolatría y cuando se apodera de nosotros entonces constituimos dioses como el dinero, el poder, el placer, ahí es donde empiezan los problemas de la humanidad”.

Apostar por la Ecología Humana

La vida de Santidad es caminar de la mano de Dios, atentas a aquellos que nos quieren arrebatar nuestra fe. Nosotros los peregrinos caminamos de la mano de dios, y es un testimonio que dice al mundo entero que tenemos que caminar de la mano de él, se dirigió a las peregrinas.

Por otro lado, dijo que otro de los grandes obstáculos para alcanzar la Santidad es el sincretismo religioso “las supersticiones, las lecturas de las cartas, del café, de la mano, y somos muy propensos a eso, esas prácticas nos roban nuestras propias oraciones, nuestros himnos. Nosotros los católicos no creemos en eso, creemos en la Providencia de Dios”.

El sacerdote, a manera de paralelismo, aseveró que se debe apostar por la “ecología humana”, explicó que así como se han talado los bosques también se han talado principios fundamentales en la vida del ser humano rompiendo su equilibrio.

“El respeto por la familia integrada por un hombre y una mujer, hoy hemos talado esos principios los hemos acabado. Nuestra sociedad se ha venido erosionado por la corrupción y la cultura de la muerte, hemos talado a nuestras instituciones”, acotó.

Manifestó que hoy no se cree en la familia la institución fundamental en la sociedad que ha decaído, como dijo, también se ha “propagado la contaminación de falsas leyes” como la ley del más fuerte, el que no tranza no avanza, la ley del menor esfuerzo, la de Talión, la venganza dulce o el hedonismo que se han constituido como normas de vida.

“Vivimos una sociedad erosionada y contaminada, cuando los ríos se contaminan provocan la muerte y muere la sociedad luego hay un desconcierto de la comunidad”, continuó.

Luchar por nuestro México

Por otra parte, el sacerdote habló acerca del reciente Proceso Electoral que aconteció en México, declaró, que se debe observar a nuestro país como una casa de todos en la qué enfocarnos para trabajar.  “A pesar de nuestras diferencias tengamos un objetivo común, una casa que nos une, hoy necesitamos un elemento integrador de nuestro México que no es otra cosa sino nuestra fe”.

Instó a buscar reforestar los principios y los valores “volver a cuidar nuestros bosques familiares, revitalizar los ríos de vida de nuestra fe, comunidades, nuestra sociedad”.

18 mil peregrinas: es una imagen hermosa de lo que pudiese ser México que camina hacia una casa común, nuestro México tiene que ser un México peregrino que -expresó- donde quiera que pasen vayan reforestando, vayan reconstruyendo.

“Cada una de ustedes son una piedra viva, constructiva, no una piedra en el zapato ni para aventar, donde quiera que pasemos tenemos que dejar huella, no desolación sino Santidad.

Por último, dijo a las peregrinas actuar como el Santo Crisma “sean una dulce fragancia, que por donde quiera que vayamos la dejemos reconstruyendo los ambientes sociales.

“Vamos a seguir caminando, vamos a seguir dejando testimonio, porque ser Santo es también ser discípulo misionero de Cristo, que dejen esa dulce fragancia del amor de Dios, y que esta Peregrinación se prolongue hasta llegar a la Santidad con prudencia y con astucia, finalizó el sacerdote.

 

Categorías: Articulos de interes
  1. No hay comentarios aún.
  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: