Inicio > Magisterio > Pide Obispo de Querétaro por la paz.

Pide Obispo de Querétaro por la paz.

PIDE OBISPO POR PAZ DE MÉXICO

GUILLERMO CONTRERAS/ / 10 de Julio del 2011 13:31:35

http://plazadearmas.com.mx/index.php?sec=5&id=14387&pagina=1#main

 
Faustino Armendariz pidió en especial por la zona norte del país. FOTO: VÍCTRO PICHARDO.

 

El Obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, oró porque Querétaro se mantenga como un baluarte de paz en el país; pidió que desde aquí se expanda hacia otras entidades.

 

El Obispo Faustino Armendariz hizo un llamado para que la paz que se vive en nuestro estado se transmita espiritualmente al resto de las entidades del país, sobre todo a la región norte, ello porque los hechos de violencia acontecidos en los últimos meses, entristecen no solo a Dios, sino que avergüenzan a la humanidad.

 

Durante el recorrido que hizo con el contingente de mujeres peregrinas, el titular de la Diócesis de Querétaro, reconoció en este acto de fe como uno de los más representativos del país y demuestra que son más las personas de buena voluntad las que caminan en Cristo.

 

“Esperemos que Querétaro sea un baluarte de paz, de tal manera que desde aquí se expanda la paz a otras comunidades del país, especialmente en el norte de México, en donde he tenido la oportunidad de estar en el funeral del compañero sacerdote, cuando fui Obispo de Matamoros, que nos hirieron el alma con este asesinato; sin embargo nuestra esperanza en el escenario nacional es de paz y todos estos eventos como la peregrinación nos deben de impulsar

 

Señaló que la peregrinación Queretana, tanto de hombres, como de mujeres, es un tema que debe causar orgullo, ya que se convierte en un factor de unidad familiar; en este sentido dijo que durante el tiempo que caminó con la romería se percató de mamás que caminaban empujando sus carriolas con bebes; ello a pesar de las inclemencias climáticas.

 

“Estamos acompañando a todas las peregrinas y este acto de fe es un orgullo no solo para los Queretanos, sino para todo México, el tener eventos como estos son una luz en el camino de la vida no solo para quienes caminan, sino para quienes atestiguan este ejemplo de tenacidad.”

 

Al hacer referencia al papel de la mujer queretana, dijo que los hombres deben valorar el esfuerzo que ellas realizan durante su diario peregrinar, ya que ellas desempeñan un sinfín de labores que no son reconocidas.

 

“La mujer tiene un papel muy importante, de tal manera que tenemos que valorar el esfuerzo y todos los esfuerzos que ellas hacen en la vida social de todos los días (…) yo me siento un Queretano más con ellas, sé que soy de la misma familia, en todos los momentos que tengo los aprovecho para caminar con ellas. Esta es una oportunidad para congregar a la familia.”

 

Finalmente Faustino Armendariz señaló que continuará acompañando la caminata durante los próximos días, oficiando misas en diferentes puntos del trayecto a la ciudad de México.

 


121 AÑOS DE DEVOCIÓN CAMINANTE

ULISES VILLAR/ / 10 de Julio del 2011 13:55:54

http://plazadearmas.com.mx/index.php?sec=5&id=14394&pagina=1#main

 

Por la devoción y el amor a la madre de todos los mexicanos, la Virgen de Guadalupe, varones y mujeres son capaces de caminar 200 kilómetros y soportar todas las inclemencias del tiempo. FOTO: VÍCTOR PICHARDO.

Más de 121 años han pasado desde que los primeros peregrinos queretanos tomaron la enmienda de ofrendar a la Virgen de Guadalupe un tributo caminante, eran en ese entonces algunas decenas de fieles los que peregrinaban a la Basílica del Tepeyac, varias décadas después es una certeza decir que no hay familia queretana que no tenga entre sus miembros a un devoto caminante.

Hace algunos días, el sábado dos de julio la primera columna de peregrinos encabezadas por las fieles de la Sierra de Querétaro, inició el camino, hacia el Tepeyac, eran más de 300 mujeres que salieron desde Neblinas, le siguieron los, pasos 800 varones más quienes con la bendición de Monseñor Faustino Armendáriz Jiménez comenzaron el peregrinar.

La máxima premisa de esta 121 procesión masculina, y la 52 caminata al Tepeyac de las mujeres fue por indicaciones del noveno obispo queretano, una marcha por la paz en el país, y una búsqueda por la refundamentación de la familia de todos los mexicanos.

Han pasado ya más de ocho días de caminata por las sendas de la Sierra de Querétaro, donde pese a las inclemencias de la lluvias y a los cambios de ruta por el clima, el tesón de los peregrinos no ha menguado un segundo su travesía, ya que aunado al entusiasmo de cada año de los miles de fieles, este 2011 la caminata varonil fue encabezada en su inicio por Monseñor Faustino Armendáriz, quien también acompañó a las mujeres hasta la entrada de la Misión de Tilaco donde les encomendó por México.

“Hay situaciones difíciles por eso en los momentos difíciles elevemos una oración, ya que por tantas circunstancias que nuestro país necesita el apoyo de hombres valientes de fe como ustedes, de ganas, nosotros podemos contribuir con una plegaria a Dios para que el haga lo suyo, el testimonio ya habla de muchas personas de nuestra sociedad que están de espaldas a Dios, de muchos hermanos y hermanas que están vacías de dios, a muchos jóvenes que han perdido el sentido de su vida”, pidió Monseñor Faustino Armendáriz Jiménez.

PEREGRINOS POR LA FE

Miles de historias se han contado ya, de los caminantes de la fe, que llenan sus corazones cada mañana con la palabra de Dios, sin embargo poco se sabe de aquellos quienes tras una extenuante marcha, se les acercan en los templos para llevarles un alimento, una bebida que pueda mitigar el hambre y la sed de la devoción.

Sandra Siliceo Valdespino, presidenta Seglar Diocesana, desde la salida de las peregrinas de la comunidad de Neblinas, en Landa de Matamoros, confirmó que lo más importante que tenía que recordar los peregrinos era seguir el orden y las instrucciones durante toda la procesión, ya que de la comida y el hospedaje se encargaría Dios y sus mensajeros en la tierra.

“Desde Neblinas, hasta la última comunidad en San Juan del Río, la hospitalidad queretana nos provee de comida, y alojamiento, en cada una de las comunidades en las que nos paramos, después de escuchar la palabra de Dios, llegan los vecinos y nos traen frutas, cómodas, aguas frescas, además nos ofrecen sus casas y sus habitaciones para aquellos que se han fatigado más o que necesitan algún reposo”.

En este sentido desde la llegada a Agua Zarca, Landa de Matamoros, se pudo confirmar esta hospitalidad, ya que al pie del Templo principal, los vecinos llegaron con comida para ofrecerla a los agotados, peregrinos, todo a cambio de nada, solo una oración para las personas que muchas veces se quitan su último bocado de la boca.

AYUDAR POR FE

Fue la tercera parada de las mujeres peregrinas en su caminar, tenían más de siete años que no llegaban a la comunidad de la Purísima, en Landa de Matamoros, la lluvia y el desgajamiento de algunos cerros había originado un cambio de trayectoria, poco tiempo tuvieron las devotas para organizarse, ya que se les aviso de la llegada del contingente con cinco horas de anticipación, sin embargo antes de concluir la Santa Misa, ya estaba lista la comida, el agua y algunos postres para los caminantes.

Alejandra Roble, mujer de la Purísima de 21 años de edad, se encontraba llevando la comida, cazuelas llenas de frijoles, arroz, chicharrón, huevo y sopa, aguas de limón, horchata y jamaica, algunos refrescos y pan de dulce, la intención mitigar el apetito de las peregrinas; agradecer a Dios los regalos que se les han otorgado.

“Nunca he podido ser peregrina, el tiempo, la distancia y mis obligaciones no me lo han permitido, he participado en algunas procesiones cortas, pero has ahí, hacía más de siete años que no pasaban por aquí los peregrinos, por eso ahora que podemos dar algo, ayudar con un taco o un plato de comida, lo entregamos de todo corazón y de fe”.

EL LEGADO GENERACIONAL

Más adelante por el rumbo de Peñamiller, ya en la zona del Semidesierto de Querétaro, a pie de carretera y con un día de distancia los hombre peregrinos, continuaban su camino, atrás habían quedado los días de lluvia intensa, los paisajes serranos y los climas templados, ahora con temperaturas más elevadas, la travesía era más pesada, no obstante el ánimo se encontraba entusiasta.

Una columna nutrida de cientos de hombres quienes comparten el caminar entre jóvenes, niños y adultos, padres e hijos, abuelos y nietos, hermanos, y amigos, todos formando una misma familia, una fraternidad que se estrecha cada día que se comparte el pan, el agua, y las extenuantes jornadas de camino.

Entre tanta personas, existe una constante, una herencia del legado católico y el amor por la Guadalupana que se transmite de generación en generación, y que se estrecha con cada peregrinación.

Don Armando Riveros, abuelo de 54 años de edad, confirmó que inició su travesía a los 28 años, en la columna que sale desde San Juan del Río, sin embargo conforme han pasado los años, la devoción le creció tanto que empezó por llevar a sus hijos, y ahora acompañado por el menor de ellos y su nieto José Luis, realizaran toda la travesía desde Neblinas hasta la Basílica de Guadalupe.

“Somos gente humilde, que si bien no tiene grande riquezas, si contamos con el don del amor, la salud, y la familia, no podemos dejar grandes herencias materiales, pero tenemos mucha fe, mucho amor, y lo más importante gran respeto y adoración por la Guadalupana, es eso lo que vamos a dejar, agradecimiento, amor y fe para nuestros hijos y nuestra descendencia”.

Anuncios
Categorías:Magisterio
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: