Inicio > Junta Nacional > Material Apoyo Fiesta Santos Mártires por la Junta Nacional ACM

Material Apoyo Fiesta Santos Mártires por la Junta Nacional ACM


LOS SANTOS MÁRTIRES PRECURSORES DE LA ACCIÓN CATÓLICA MEXICANA

Material de apoyo para celebrar la fiesta de los Santos Mártires

FOTOGRAFIAS DE LOS SANTOS MÁRTIRES de la Acción Católica Mexicana

MATERIAL DE APOYO FIESTA DE LOS SANTOS MARTIRES de ACM

La Junta Nacional convoca a todos los militantes a celebrar la Fiesta de los Santos Mártires precursores de la Acción Católica Mexicana: san Luis Bátis, san Manuel Morales, san David Roldán y san Salvador Lara. La fecha propuesta es el domingo  21  de  agosto,  o  la  víspera  (sábado  20  de  agosto).  Ya  que  el  tercer  domingo  de  este  mes  es  la  fecha acostumbrada por la Acción Católica para celebrarlos.

INSTRUCCIONES:

Cada Diócesis determinará la forma de celebrar; donde existe la Junta Diocesana se pondrán de acuerdo para definir la actividad a realizar; donde no exista Junta, los Comités Diocesanos de los organismos se reunirán y tomarán la decisión correspondiente. Cualquiera que sea el caso siempre debe ir avalado por Asistente Eclesiástico. Hay dos sugerencias:

1.- Que organicen un evento diocesano convocando a los militantes de las parroquias.

2.- Que hagan llegar este material a los grupos parroquiales y cada grupo organice algo en su comunidad con el consentimiento e instrucciones del párroco.

Cualquiera de las dos opciones debe cumplir el objetivo: Unirnos ese fin de semana en oración para pedir la intercesión de los Santos Mártires, propagar su devoción y conocer su vida y obra para imitar sus virtudes, ya que ellos fueron militantes de la Acción Católica como  nosotros. La acción de gracias a Dios debe ser el elemento principal pues tenemos tanto que agradecer como organización.

RECOMENDACIONES:

Para cualquier evento que se realice, ya sea diocesano o en las parroquias, tienen tres opciones: Celebración Eucarística, Hora Santa y Rosario. Deben platicar con su Asistente Eclesiástico o con sus párrocos para definir la forma de celebrar, más adelante encontrarán material para cualquiera de las tres opciones.

PREPARACIÓN:

Independientemente si la celebración se hace diocesana o en las parroquias, se recomienda que a principios de agosto todos los grupos parroquiales tengan preparación en una reunión. Para lo cual sugerimos que lean y comenten la biografía de los Santos y el relato del martirio.

También su recomienda que se lleve a cabo la Liturgia de la Palabra que viene en el libro Diálogos con Dios que emite la Junta Nacional, dicha Liturgia la localizan de la página 249 a la 252. Es especialmente diseñada para reflexionar y orar con el ejemplo de los Santos Mártires de la Acción Católica.

BREVE BIOGRAFÍA DE LOS SANTOS MÁRTIRES:

San David Roldán Lara. Nació en Chalchihuites, Zac., el 2 de marzo de 1907. Quedó huérfano de padre al año de edad, y por ese motivo desde muy joven tuvo que dedicarse al trabajo para ayudar al sostenimiento de su casa. Cuando se fundó el grupo local de la ACJM en su pueblo, fue designado Vicepresidente del mismo y al renovarse la mesa directiva  fue electo presidente. Al  establecerse la Liga Nacional Defensora de la Libertad Religiosa en Chalchihuites, recibe el cargo de subjefe.

San Salvador Lara Puente. Nace el 13 de agosto de 1905, en Durango. A los 18 años entró a estudiar en el Seminario Conciliar  de Durango; sólo estuvo 4 años, pues tuvo que interrumpir su vida estudiantil por motivos de salud. Junto con Manuel Morales y David Roldán fundó en 1926 el grupo local de la ACJM en Chalchihuites. Desempeñó el cargo de Secretario en la Liga Defensora y fue también un socio de la Unión de Obreros Católicos.

San Manuel Morales Cervantes. Nace el 8 de enero de 1898 en Sombrerete, Zac. En 1921 contrajo matrimonio; al  fundarse la ACJM ingresó a ella. Cuando se extendió la Liga de Defensa al Estado de Durango, el Delegado Regional lo nombró Jefe Local de la misma en Chalchihuites.

Padre San Luis Bátis Sainz. Nació en San Miguel del Mezquital, Zac., el 13 de septiembre de 1870. Se desempeñó como Director espiritual del seminario y párroco de Chalchihuites. Tuvo un gran celo pastoral y capacidad organizadora; con mucha  dedicación impulsó la Acción Católica. Fundó un taller de obreros católicos, y una escuela para niños.

La  Asociación  Católica  de  la  Juventud  Mexicana,  A.C.J.M.,  grupo  precursor  de  la  Acción  Católica Mexicana, se estableció en la segunda década del siglo XX para atender la urgente necesidad de fomentar entre los jóvenes laicos un  liderazgo capaz de responder a los signos de los tiempos e incrementar la instrucción religiosa y cívica.

Relato del martirio de los tres jóvenes acejotaemeros y su Asistente Eclesiástico.

Todo comienza cuando el gobierno de Calles dispone aplicar con todo rigor las nuevas leyes anticatólicas. Como consecuencia, en vísperas de la suspensión del culto público, el 29 de julio de 1926, los militantes de

la ACJM de Chalchihuites convocaron a un mitin en la plaza de toros al que asistieron seiscientos vecinos.

Manuel Morales, en su arenga, exhortó a los católicos a promover la derogación de las leyes que atentaban contra la libertad de conciencia. Los medios, dijo, serían pacíficos y sin mezcla política.

El evento mereció la reprobación de las autoridades locales. El Presidente municipal Donaciano Pérez, y su secretario,  Refugió  García,  denunciaron  el  mitin  a  la  Jefatura  de  Operaciones  Militares  de  Zacatecas.

Conforme pasaron los días, volvieron a acusar a los católicos de organizar un complot para derrocar el supremo gobierno.

El jefe militar Eulogio Ortiz, remitió a Chalchihuites once soldados del sexto batallón de infantería, al mando del teniente Blas Maldonado Ontiveros, con órdenes de ejecutar a los presuntos sediciosos.

El comando llegó a la población a las 21:00 horas del sábado 14 de agosto. El cura Bátis, advertido de la presencia de los recién llegados, y debido a la clausura del curato, se recogió en su domicilio provisional, la casa de la familia Pérez Moreno.

Poco después, los militares, acompañados de Donaciano Pérez y de Refugio García, tomaron con violencia la casa donde se hospedaba el señor cura Bátis, se introdujeron en la habitación del ministro y literalmente lo arrancaron del lecho, tomándolo prisionero con lujo de fuerza.

Los soldados saquearon la vivienda, buscando, sin encontrarlo, armas o documentos que comprometieran al clérigo en el delito de sedición.

Manuel Morales, en las primeras horas del día siguiente se enteró de la detención del señor cura. De inmediato se dio a  la tarea de reunir a los dirigentes de la ACJM., David Roldan y Salvador Lara, los hermanos  Maclovio,  Edmundo  y   Tomás   Pérez,  quienes  junto  con  él,  se  reunieron  en  la  farmacia Guadalupana.

Estando en dicha reunión, llegaron los soldados rifle en mano. ¡Manuel Morales!, gritaron. Él, dando un paso al frente, respondió  con entereza: A sus órdenes. La respuesta fue un empellón y violentos golpes en la espalda y el cuello con las culatas de los mauser. En el mismo acto fueron reclamados los otros: ¡Salvador Lara!, ¡David Roldan!, los mártires se apersonaron. Los  tomaron presos junto con los compañeros que portaban la insignia de la asociación.

Los prisioneros fueron conducidos a la Presidencia municipal. El teniente interrogó a los acusados: ¿Con qué objeto tienen esas juntas?.El padre Bátis respondió: Con el objeto de defender esa santa causa de nuestra religión. Eso mismo repitieron todos. ¿Firman esta declaración?, inquirió el militar. Sí señor, respondieron, rubricando, sin saberlo, su sentencia de muerte. En el transcurso de la mañana fueron puestos en libertad los hermanos Pérez.

Por su parte, David Roldan Lara envió un recado a su mamá, diciéndole que no tuviera cuidado, que irán a

Zacatecas, que le aseguraban que en dos días regresaba.

La esposa de Manuel Morales, la señora Consuelo Loera, expuso al teniente Ontiveros la inocencia de su marido. El teniente,  aparentando bondad y profanando la memoria de su madre, le dijo: Señora, váyase tranquila, le juro por mi madre que nada le pasará a su esposo. Añadió que le apenaba no poder hacer nada contra las órdenes superiores que llevaba, pero que después de dos o tres días estaría su esposo de regreso. Esto tranquilizó un poco a la afligida mujer, quien compareció de nuevo ante el militar, llevando consigo a su hijito mayor. Disgustado, el teniente la despidió: Váyase, váyase… ya viene otra vez con sus lloros! La esposa de Manuel, siguió suplicando que no sacaran a su esposo del pueblo, que si era necesario lo redujeran a prisión mientras se aclaraban las cosas. Por respuesta le dijo el teniente: Despídase de él, si quiere. Al oír esta frase, la señora dijo:  ¿No me acaba de decir usted que vuelve pronto?. El niño que llevaba consigo, burlando la vigilancia fue a dar a los brazos de su padre. Manuel sufrió doblemente al ver a su atribulada esposa y a su hijito.

Algunos vecinos acaudalados, ofrecieron al teniente Ontiveros una crecida suma de pesos a cambio de la libertad de los reos, pero el militar repuso que se les dejaría en libertad apenas rindieran sus declaraciones en la ciudad de Zacatecas.

A la mitad de ese fatídico 15 de agosto, las víctimas abandonaron el pueblo en dos vehículos. Su partida causó gran alboroto entre la gente del pueblo que asombrada observaba como se llevaban presos al párroco y a los apostólicos jóvenes. A Manuel le tocó viajar en el mismo automóvil que al señor cura Bátis y también estar junto a él en el momento de la ofrenda de su vida.

Para impedir el traslado los vecinos intentaron lapidar a la comitiva, al grado que los soldados ante la disyuntiva de  arremeter contra los indefensos civiles se vieron en la necesidad de pedir al señor cura que calmara a la turba, orden que acató: ¡Por favor no me sigan, no pasará nada!.

Los reos fueron trasladados al lugar del sacrificio. Cuando al señor cura Bátis y a Manuel Morales los condujeron al sitio de la ejecución el sacerdote intercedió por Manuel Morales ante el teniente. ¡Mire, a este no le haga nada, es un muchacho, tiene esposa, tiene hijos. Yo muero gustoso, yo soy sacerdote, pero a él no le haga nada!. Manuel replicó: Deje que me fusilen, señor cura. Yo muero, pero Dios no muere. El velará por mi esposa y mis hijos. Y, descubriéndose la cabeza, gritó: ¡Viva Cristo Rey y la Virgen de Guadalupe!. El mismo soldado que lo arrestó dirigió al pelotón de fusilamiento. ¡Preparen armas, apunten y disparen!. Así fueron acribillados el párroco y Manuel Morales. Eran las dos de la tarde del día de la Asunción de la Santísima Virgen a los Cielos.

Después de ejecutarlos, los despojaron de sus pertenencias. Luego se dirigieron a un sitio contiguo, conocido como puerto de Santa Teresa, donde se encontraban el teniente Ontiveros con los jóvenes Lara y Roldán, los cuales fueron trasladados por el  camino real. A David y Salvador los hicieron caminar otros 20 metros. Luego una descarga cerrada cegó sus vidas.

Consumada su hazaña, los soldados se retiraron en dos autos. Al rendir su declaración en Zacatecas, el teniente justificó el ajusticiamiento de los reos argumentando una sublevación popular.

Los cadáveres de los mártires fueron rescatados al día siguiente. Al darse cuenta los fieles que los soldados regresarían a  profanar los cadáveres, se dieron prisa a sepultarlos. La viuda de Manuel Morales escribió: Amanece el día 16 con la formal  alarma de que los soldados volvían, pero las víctimas, los dichosos mártires, gozaban del Reino de Dios. Sus cadáveres dormían tranquilos el sueño del justo, sin tener en sus rostros señales de dolor; al contrario, sus rostros nos demostraban la alegría de estar en el cielo.

Los restos del sacerdote Bátis y sus compañeros de martirio fueron exhumados el 14 de enero de 1943 y colocados en la capilla de la Santísima Trinidad de la Parroquia de San Pedro.

Fueron beatificados por Su Santidad Juan Pablo II el 22 de noviembre de 1992. El día 21 de mayo del año

2000, el mismo Pontífice los elevó a la categoría de santos. Su fiesta es el 15 de agosto.

La Acción Católica Mexicana la celebra el Tercer Domingo de Agosto.

¡ Santos Mártires, Precursores de la Acción Católica !                Rueguen por Nosotros

CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA

Si el grupo ha decidido unirse para celebrar la Eucaristía, se sugiere que sea el domingo 21 de agosto y si el

Asistente Eclesiástico o el párroco sugiere la víspera u otra fecha hacerlo según se indique.

Sugerencias:

Si es una Misa Especial (refiriéndonos al horario), hacer buena difusión.

Si es una de las Misas ya establecidas, tener el consentimiento del párroco, coordinarse bien con él para las moniciones y todo lo necesario. Tener buena comunicación con los coordinadores de Liturgia y con el coro.

Si consideran conveniente se puede terminar con una convivencia.

Se puede dar lectura al relato de la historia en el momento en que indique el celebrante, para ello es necesario ponerse de acuerdo desde antes.

Colocar al frente estampas con las fotografías de los Santos Mártires, (se anexan archivos con las fotos para imprimir).  Si  se colocan las fotografías adornar con algún arreglo floral, velas  y las banderas o escudos de los grupos de Acción Católica.

A continuación proporcionamos las moniciones para la Misa de ese día y una propuesta de oración universal para que sea autorizada por el Celebrante.

MONICIONES PARA LA MISA

Domingo 21 de agosto de 2011.                Ciclo A – 21 Domingo Ordinario.

(BIENVENIDA)

Bienvenidos a la Casa del Señor, hoy nos hemos reunido para celebrar que Jesús confía a San Pedro el

cuidado de su Iglesia; ofrezcamos esta Eucaristía por Su Santidad Benedicto XVI. Además honraremos la memoria de 4 santos que supieron corresponder a ese amor de Jesús entregando su propia vida en el martirio, ellos son: San Luis Bátis, San Manuel  Morales, San David Roldán y San Salvador Lara, militantes de la ACJM y precursores de la Acción Católica, que vivieron la persecución religiosa. Recibamos al celebrante y entonemos el canto de entrada.

(PRIMERA LECTURA)

En la primera lectura,  el  profeta  Isaías,  nos  relata un  episodio  en  el  que vemos  cómo  en  el  Antiguo

Testamento, se habla del siervo de Dios a quien el Señor dará la llave del palacio de David. Escuchemos con atención.

(SALMO RESPONSORIAL)

Al salmo 137 respondamos: “Señor, tu amor perdura eternamente”.

(SEGUNDA LECTURA)

En la segunda lectura, san Pablo se dirige a los romanos y entona un bello himno a la infinita sabiduría de

Dios, disfrutemos cada palabra y escuchemos con atención.

(EVANGELIO)

En el Evangelio del día de hoy, se nos recuerda aquel momento tan importante en el que san Pedro hizo una

profesión de fe tan completa y tan profunda, que Jesús le prometió confiarle “las llaves del reino de los cielos”. De pie entonemos el canto de aclamación y nos disponemos a escuchar la Buena Nueva.

ORACIÓN UNIVERSAL

(Celebrante)

Ha llegado el momento de unir nuestras voces en un solo corazón, convencidos como san Pedro, de que Jesús

es el Hijo de Dios vivo, pongamos en las manos del Señor todas nuestras necesidades y las del mundo entero, a cada petición respondamos: “Escúchanos Padre”.

(Lector)

1.- Por el Papa Benedicto XVI, que es el sucesor de Pedro, así como por la santificación de todos los Obispos y Sacerdotes del mundo, que han recibido de Jesús el poder de perdonar los pecados en su nombre y son para nosotros la presencia de Cristo que salva y dirige nuestras vidas, oremos.

2.- Por el nacimiento de más vocaciones sacerdotales y la perseverancia de los seminaristas, oremos.

3.- Por la paz en nuestra patria, la conversión de todos los que hacen el mal y la resignación y recuperación de todas las víctimas de la violencia, para encuentren en el Señor el consuelo que necesitan, oremos.

4.- Por todos los que sufren desempleo, carencias, pobreza, enfermedad, prisión, abandono, soledad, para que el Señor los socorra en sus necesidades espirituales y materiales, oremos.

5.- Por la propagación de la devoción de san Luis Bais, san Manuel Morales, san David Roldán y san Salvador Lara, para  que sean más conocidos por todos, pero sobre todo, para que sean imitados en sus virtudes que los elevaron a los altares y glorifiquemos a Dios con nuestra vida, oremos.

6.- Por todos los militantes de la Acción Católica de todos los rincones de la patria y del mundo entero, para unidos a los planes  de pastoral sigamos colaborando con entusiasmo en las parroquias, pero también que sigamos llevando la Buena Nueva a los ambientes en que nos desarrollemos, oremos.

7.- Por nuestra Diócesis y nuestras parroquias, para que unidos a nuestros Pastores respondamos a las exigencias de nuestros tiempos, siempre trabajando para gloria de Dios, oremos.

(Celebrante)

Escucha Padre las plegarias que hoy con tanta fe te dirigen tus hijos aquí reunidos, atiéndelas según tu

voluntad, y fortalece en ellos la fe, la esperanza y la caridad; para que a ejemplo de los Santos Mártires entreguen su vida a tu servicio, cada quien en lo que Tu los hayas llamado. Por Jesucristo nuestro Señor…

OTRAS ORACIONES SUGERIDAS

Con la aprobación previa del celebrante, se puede rezar alguna de las siguientes oraciones al final de la Misa. Señor y Dios nuestro que admirablemente ilustraste el misterio de la cruz con el ejemplo de tus mártires,

concédenos la gracia, ya que hemos sido alimentados con el Cuerpo de Cristo, de seguirlo con fidelidad en la

Iglesia para salvación de todos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Dios todopoderoso y eterno, que concediste la gracia de morir por Cristo a tus santos Mártires: San Luis Bátis, San Manuel Morales, San David Roldán y San Salvador Lara, ven en ayuda de nuestra debilidad, para que podamos dar con nuestra vida, el mismo testimonio de ti que ellos no dudaron en dar con su muerte. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Te rogamos, Señor, que nada pueda separar del amor de Cristo a quienes hemos sido alimentados con su Cuerpo y hecho miembros suyos, y que a ejemplo de tus Mártires: San Luis Bátis, San Manuel Morales, San David Roldán y San Salvador Lara, suframos valerosamente todas las adversidades por tu Hijo que nos ama y vive y reina contigo en unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.

ORACIÓN A LOS SANTOS MÁRTIRES DE LA ACM

Dios nuestro que has querido que los Santos Mártires de la Acción Católica Mexicana, Salvador, Manuel y David  junto  con  su  Asistente Eclesiástico  el  Padre  Bátis,  derramaran  su  sangre por el  amor  a Cristo, concédenos que su ejemplo nos mueva a los militantes de esta Organización, para que utilizando todos los medios a nuestro alcance y sobre todo llenos de tu gracia, busquemos con valentía y decisión la santidad. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Nota: se pueden repartir hojas con la oración a los Santos Mártires o con el relato del martirio.

HORA SANTA

Si el grupo ha decidido organizar una Hora Santa, puede ser el sábado 20 o el domingo 21 de agosto. Sugerencias:

Hacerlo como grupo.

Otra opción es invitar a las familias de los militantes.

También hacerlo para toda la comunidad e invitar previamente.

Es indispensable tener el apoyo de un Sacerdote o Ministro Extraordinario de la Comunión para exponer el Santísimo.

Si así lo consideran conveniente pueden terminar con una convivencia.

Se puede dar lectura al relato de la historia del martirio de los santos al principio o al final.

Colocar al frente estampas con las fotografías de los Santos Mártires, (se anexan archivos con las fotos para  imprimir). Si se colocan las fotografías adornar con algún arreglo floral, velas  y las banderas o escudos de los grupos de Acción Católica.

Desarrollo de la Hora Santa:

Tomar el esquema del libro: “Diálogos con Dios” que edita la Junta Nacional. Consultar de la página

160 a la 168 y de ahí tomar algunas oraciones para complementar la Hora Santa.

En el mismo libro además de la Hora Santa, viene una sección de cantos, elegir los que se puedan adaptar en ciertos momentos.

   Se pueden incluir las siguientes meditaciones ya sea intercaladas en la Hora Santa, o todas seguidas:

1.- “En los cielos y en la tierra, sea para siempre alabado: el corazón amoroso de Jesús Sacramentado”

Recordemos la memoria del Padre San Luis Bátis, quien fue Director Espiritual del Seminario, promotor de la Acción Católica y muy cercano a los niños y los obreros.

Señor, tu que has resucitado glorioso y has vencido a la muerte, te pedimos por intercesión de San Luis Bátis,  que  haya  más  vocaciones  sacerdotales  y  religiosas;  también  por  la  santificación  de  todos  los sacerdotes y la perseverancia de todos los seminaristas del mundo entero. Te pedimos por las intenciones del Santo Padre el Papa Benedicto XVI y por nuestro (Arzobispo / Obispo) Nombre: (                            ), así como por nuestro(s) Asistente(s) Eclesiástico(s) Nombre(s): (                                                                       ).

Señor santifica a todos los sacerdotes del mundo entero y a nosotros enséñanos a responder a nuestra vocación laical con amor y entusiasmo, en esta bella organización que es la Acción Católica.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

……………….

2.- “En los cielos y en la tierra, sea para siempre alabado: el corazón amoroso de Jesús Sacramentado”

Recordemos la memoria de San Manuel Morales, un hombre joven de 28 años, casado y con tres hijos, confiado en la misericordia de Dios, seguro que él moriría pero Dios no.

Señor, tu que nos recuerdas que “Tu eres el camino, la verdad y la vida”, ayúdanos para que a ejemplo de San Manuel  Morales confiemos más en tu providencia y te sigamos a donde nos llames. Te pedimos por todos los militantes de la Acción  Católica para seamos capaces de servirte con amor y dedicación en el mundo y en la Iglesia.

Señor te pedimos  por el éxito de todos los proyectos de los grupos de Acción Católica, de las parroquias, de las diócesis y del  país entero; para que respondamos a las exigencias de nuestros tiempos y llevemos la Buena Nueva a todos los ambientes.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

……………….

3.- “En los cielos y en la tierra, sea para siempre alabado: el corazón amoroso de Jesús Sacramentado”

Recordemos la memoria de San Salvador Lara, un joven trabajador de 21 años que entregó su vida en el martirio defendiendo su fe.

Señor, te pedimos por todas las personas de bien, que trabajan para sostener a sus familias, así como también por todos  aquellos que están desempleados, especialmente los jefes de familia y los jóvenes que inician  su  vida  laboral;  para  que  se  abran  más  oportunidades  de  empleo  y  haya  mayor  estabilidad económica.

Señor, te pedimos que protejas en su camino de todos los que salen a trabajar para que la violencia no los alcance, y que los que promueven la violencia y el crimen se conviertan.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

……………….

4.- “En los cielos y en la tierra, sea para siempre alabado: el corazón amoroso de Jesús Sacramentado”

Recordemos la memoria de San David Roldán, un joven de apenas 19 años que desde muy pequeño trabajó por haberse quedado huérfano de padre.

Señor, te pedimos por todos los niños, adolescentes y jóvenes, pues son el futuro de nuestra nación, de manera muy especial  por aquellos que sufren abandono, soledad, indiferencia y desintegración familiar, para que no tomen caminos equivocados como las drogas, la delincuencia, la prostitución ni la perdición en sus variadas formas.

Señor, te rogamos por la conversión de todos los adolescentes y jóvenes que han equivocado el camino, por los que tienen malas influencias y por los que se sienten solos. Ayúdanos para que el amor y la comprensión reinen en todas las familias.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

……………….

5.- “En los cielos y en la tierra, sea para siempre alabado: el corazón amoroso de Jesús Sacramentado”

Recordemos la memoria de los Beatos: Anacleto González, Luis Padilla, Ramón Vargas, Ezequiel Huerta, Miguel Gómez, Salvador Huerta, Jorge Vargas, Luis Magaña, José Sánchez y de los Siervos de Dios: María del Luz Camacho, Padre Pablo Cervantes y el Excmo. Sr. Jesús María Echavarría.

Señor, te pedimos para que los beatos y siervos de Dios que tanto amaron e impulsaron a la Acción Católica sean para nosotros ejemplo en nuestros días y concedas los favores necesarios por su intercesión para que pronto sean elevados a los altares.

Señor, te imploramos por la Acción Católica para que a ejemplo de los Santos, Beatos y Siervos de Dios seamos los militantes que hoy la Iglesia y la Patria reclaman.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

……………….

SANTO ROSARIO

Si el grupo ha decidido organizar el rezo del Santo Rosario, puede ser el sábado 20 o el domingo 21, por lo tanto se meditarán los Misterios Gloriosos.

Sugerencias:

Hacerlo como grupo.

Otra opción es invitar a las familias de los militantes.

También pueden hacerlo para toda la comunidad e invitar previamente. Puede hacerse con ofrecimiento de flores a la Virgen María.

Si consideran conveniente se puede terminar con una convivencia.

Se puede dar lectura al relato de la historia del martirio al principio o al final.

Colocar al frente estampas con las fotografías de los Santos Mártires, (se anexan archivos con las fotos para  imprimir).  Si se colocan las fotografías adornar con algún arreglo floral, velas  y las banderas o escudos de los grupos de Acción Católica.

A continuación proporcionamos una breve meditación para leer al inicio de cada misterio.

PRIMER MISTERIO:

LA TRIUNFANTE RESURRECCIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.

Jesús venció a la muerte, resucitó glorioso, los que amamos a Jesús sabemos que algún día vamos a resucitar con Él, los Santos Mártires nos dan ejemplo de fe y entrega.

En este primer misterio recordemos la memoria del Padre San Luis Bátis, quien fue Director Espiritual del

Seminario, promotor de la Acción Católica y muy cercano a los niños y los obreros.

Señor, tu que has resucitado glorioso y has vencido a la muerte, te pedimos por intercesión de San Luis Bátis,  que  haya  más  vocaciones  sacerdotales  y  religiosas;  también  por  la  santificación  de  todos  los sacerdotes y la perseverancia de todos los seminaristas del mundo entero. Te pedimos por las intenciones del Santo Padre el Papa Benedicto XVI y por nuestro (Arzobispo / Obispo) Nombre: (                            ), así como por nuestro(s) Asistente(s) Eclesiástico(s) Nombre(s): (                                                                       ).

Virgen Santísima María, madre de Dios y madre nuestra, modelo de toda vocación, cubre con tu manto a todos los sacerdotes del mundo entero y a nosotros enséñanos Señora a responder a nuestra vocación laical con amor y entusiasmo, en esta bella organización que es la Acción Católica y que está encomendada a tu cuidado.

SEGUNDO MISTERIO:

LA ASCECIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO A LOS CIELOS.

Jesús sube a los cielos, pero nos pide que llevemos su mensaje, los Santos Mártires nos enseñan que debemos entregarnos por cumplir este mandato en las distintas circunstancias de nuestra vida.

En este segundo misterio recordemos la memoria de San Manuel Morales, un hombre joven de 28 años, casado y con tres hijos, confiado en la misericordia de Dios, seguro que él moriría pero Dios no.

Señor, tu que nos recuerdas que “Tu eres el camino, la verdad y la vida”, ayúdanos para que a ejemplo de San Manuel  Morales confiemos más en tu providencia y te sigamos a donde nos llames. Te pedimos por todos los militantes de la Acción  Católica para seamos capaces de servirte con amor y dedicación en el mundo y en la Iglesia.

Madre Nuestra, intercede ante Dios por el éxito de todos los proyectos de los grupos de Acción Católica, de las parroquias, de las diócesis y del país entero; para que respondamos a las exigencias de nuestros tiempos y llevemos la Buena Nueva a todos los ambientes.

TERCER MISTERIO:

LA VENIDA DEL ESPÍRITU SANTO SOBRE LOS APÓSTOLES.

Jesús envía el Espíritu Santo para consolar y fortalecer, así nace la Iglesia de Cristo y se extiende por toda la tierra; los  Santos Mártires se dejaron guiar por el Espíritu y fortalecidos proclamaron y defendieron la fe, hoy en día nosotros debemos imitarlos ante los acontecimientos que suceden en el mundo.

En este tercer misterio recordemos la memoria de San Salvador Lara, un joven trabajador de 21 años que entregó su vida en el martirio defendiendo su fe.

Señor, te pedimos por todas las personas de bien, que trabajan para sostener a sus familias, así como también por todos  aquellos que están desempleados, especialmente los jefes de familia y los jóvenes que inician  su  vida  laboral;  para  que  se  abran  más  oportunidades  de  empleo  y  haya  mayor  estabilidad económica.

Virgen María, te pedimos que protejas en su camino de todos los que salen a trabajar para que la violencia no los alcance, y ruega por nosotros a Dios, para que los que hacen y promueven la violencia se conviertan.

CUARTO MISTERIO:

LA ASUCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA A LOS CIELOS EN CUERPO Y ALMA.

María modelo de toda vocación, celebramos su asunción gloriosa a los cielos en cuerpo y alma el día 15 de agosto, y ese día los Santos Mártires entregaron su vida al Señor, valientes y decididos, pero a la vez sencillos y humildes como María.

En este cuarto misterio recordemos la memoria de San David Roldán, un joven de apenas 19 años que desde muy pequeño trabajó por haberse quedado huérfano de padre.

Señor, te pedimos por todos los niños, adolescentes y jóvenes, pues son el futuro de nuestra nación, de manera muy especial  por aquellos que sufren abandono, soledad, indiferencia y desintegración familiar, para que no tomen caminos equivocados como las drogas, la delincuencia, la prostitución ni la perdición en sus variadas formas.

Santísima Virgen María, ruega al Señor por la conversión de todos los adolescentes y jóvenes que han equivocado el camino, por los que tienen malas influencias y por los que se sienten solos. Ayúdanos para que el amor y la comprensión reinen en todas las familias.

QUINTO MISTERIO:

LA CORONACIÓN DE LA VIRGEN MARÍA COMO REINA Y SEÑORA DE CIELOS Y TIERRA.

María recibe la corona gloriosa, que dicha para toda la humanidad, nuestra Señora y nuestra Reina que desde el cielo intercede por nosotros; así los Santos Mártires recibieron también la corona de la santidad y el martirio, y junto a la “Reina de todos los Santos”, ruegan por nosotros al Señor.

En este quinto misterio recordemos la memoria de los Beatos: Anacleto González, Luis Padilla, Ramón Vargas, Ezequiel Huerta, Miguel Gómez, Salvador Huerta, Jorge Vargas, Luis Magaña, José Sánchez y de los Siervos de Dios: María del Luz Camacho, Padre Pablo Cervantes y el Excmo. Sr. Jesús María Echavarría.

Señor, te pedimos para que los beatos y siervos de Dios que tanto amaron e impulsaron a la Acción Católica sean para nosotros ejemplo en nuestros días y concedas los favores necesarios por su intercesión para que pronto sean elevados a los altares.

Madre nuestra, ruega por la Acción Católica para que a ejemplo de los Santos, Beatos y Siervos de Dios seamos los militantes que hoy la Iglesia y la Patria reclaman.

FOTOGRAFIAS DE LOS SANTOS MÁRTIRES de la Acción Católica Mexicana

Categorías:Junta Nacional
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: