Inicio > Mujer > Por la mujeres, todos los dias todos los derechos

Por la mujeres, todos los dias todos los derechos

POR LAS MUJERES, TODOS LOS DÍAS TODOS LOS DERECHOS

¿Qué hace el Instituto Nacional de las Mujeres?

Mónica Santamarina de Robles

Revista Acción Femenina, marzo 2011

ok

Tradicionalmente las mujeres estaban dedicadas exclusivamente a atender al marido y a procrear y educar a sus hijos en la familia que habían formado; el matrimonio era su destino natural y en él debían estar sujetas a la voluntad del esposo. Eran muy pocas las que trabajaban fuera del hogar para sostenerlo o ayudarlo económicamente; también eran pocas las que estudiaban una carrera. Con el paso del tiempo y sobre todo en el último siglo, todo esto ha cambiado. Ahora son cada vez más las mujeres que trabajan fuera del hogar y, aunque muchas lo hacen obligadas por la necesidad de sacar adelante a su familia, día con día aumenta el número de mujeres que estudian, se preparan y salen a laborar motivadas por el deseo de superarse, desarrollar plenamente todas sus capacidades y aportar a la sociedad sus conocimientos y habilidades.

LAS MUJERES HEMOS CAMBIADO

En muchas universidades el número de mujeres que cursan una carrera profesional es ya igual o incluso superior al de los hombres. Las mujeres se casan cada vez a una mayor edad y algunas deciden no hacerlo. También ha aumentado el número de divorcios y de madres solteras y el número de hijos que tienen las familias ha disminuido. Además, con los adelantos de la ciencia, las mujeres vivimos cada vez más años y con una mejor calidad de vida.

Todos estos cambios han afectado positiva y negativamente a las mujeres y a la sociedad. Entre los cambios positivos tenemos el que las mujeres puedan desarrollarse íntegra y plenamente; decidir libre y responsablemente

si formar o no una familia; estudiar y optar por cursar una carrera y ejercer su profesión, dedicarse exclusivamente a cuidar a sus hijos o combinar ambas tareas.

Entre las consecuencias negativas tenemos la desintegración de la familia, el creciente número de madres solteras y mujeres solas que tienen que sacar adelante a la familia, la violencia dentro de ella, la delincuencia juvenil y hasta infantil, la explotación laboral de la mujer y la nueva “esclavitud” que viven algunas mujeres agobiadas y exhaustas ante la ardua tarea de combinar trabajo fuera de casa con el cuidado del hogar y de los hijos, muchas veces sin la ayuda del padre y sin los apoyos suficientes por parte del gobierno y de la sociedad.

¿QUÉ HACER FRENTE A LOS EFECTOS NEGATIVOS DE LOS CAMBIOS RECIENTES?

Ya que es imposible volver al pasado, se tienen que crear condiciones para que los cambios de papeles de las mujeres tengan más efectos positivos para ellas, para sus familias y para la sociedad y se eliminen los efectos negativos. Entre muchas acciones a realizar, se requiere apoyar a la familia para que no se desuna; que los papas compartan con las mamas las responsabilidades de los hijos y del cuidado de la casa; que la mujer no sufra la violencia del varón; que si la mujer trabaja, el empleador le pague el salario justo; que se pueda conciliar la vida familiar con la vida laboral, etc.

Para atender estas necesidades y lograr que todos los hombres y mujeres sean reconocidos y tratados como personas iguales en dignidad e iguales ante la ley se tiene que cambiar la cultura milenaria que destinaba a las mujeres exclusivamente al cuidado de la familia y no las consideraba al mismo nivel que los varones. Se requieren también cambios de leyes, de hábitos, de costumbres, de actitudes y de lenguaje.

Con el fin de impulsar estos cambios, en el año 2000 se aprobó en nuestro país la creación del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) que lleva diez años trabajando para que todos los hombres y mujeres tengamos las mismas oportunidades de desarrollo.

EL INSTITUTO NACIONAL DE LAS MUJERES

El INMUJERES es una institución del gobierno federal que trabaja para crear una cultura de igualdad, libre de violencia y discriminación, capaz de propiciar el desarrollo integral de todas las mujeres mexicanas y permitir, tanto a hombres como a mujeres por igual, ejercer plenamente todos sus derechos, así como participar equitativamente en la vida política, cultural, económica y social del país. Es, por lo tanto, la instancia rectora de la política nacional en materia de equidad e igualdad de hombres y mujeres ante la ley.

Para ello, el INMUJERES cuenta con diversos programas como son Mujer y Medio Ambiente, Prevención de la Trata de Personas, Fondo Proequidad, Vida sin Violencia, Emprendedoras y Empresarias, El Observatorio de los Medios de Comunicación, etc. A través de estos programas se van orientando algunas de las políticas del gobierno y se presta asesoría y servicios a las mujeres, promoviendo su desarrollo y participación constructiva en la sociedad. En Acción Femenina te hemos dado ya a conocer alguno de estos servicios.

Asimismo, era necesario contar con leyes que permitieran y promovieran cada una de las acciones del gobierno en la lucha contra la discriminación a las mujeres, el combate a la violencia de género y el ejercicio pleno de los derechos humanos de las mujeres y niñas. Así se aprobaron, entre otras, la Ley del Instituto Nacional de las Mujeres, la Ley General de Igualdad entre Mujeres y Hombres, la Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas, la Ley para la Protección de los derechos de las Niñas, los Niños y los Adolescentes y la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.?

Esta última ley es de gran importancia ya que busca evitar la violencia física, psicológica, patrimonial, económica y sexual hacia las mujeres. En ella podemos identificar si somos víctimas de violencia y saber qué hacer y a quién acudir para defendernos. Es tan importante que ya se ha logrado que en 20 Estados de la República y en el Distrito Federal se hayan aprobado leyes similares.

Otro trabajo que realiza el INMUJERES es lograr que en los presupuestos de egresos del Gobierno se destinen recursos para atender las necesidades de las mujeres. Por ejemplo, en la Secretaría de Salud se aplican recursos específicos para la prevención y detección del cáncer de mama y cérvico uterino.

Es también muy importante el trabajo de capacitación que realiza el INMUJERES en las instituciones públicas y privadas para que todo el personal que en ellas trabaja sea tratado en igualdad de condiciones y que las mujeres no sean discriminadas, que no se les pague menor salario por trabajo igual y que no se les impida ocupar puestos de mandos superiores, sólo por el hecho de ser mujeres, cuando tengan la misma o mayor preparación y capacidad que los varones. Además, estimula y capacita a las mujeres para que quienes lo desean puedan aspirar a ocupar cargos de elección popular en las contiendas de los distintos partidos políticos.

El Instituto Nacional de las Mujeres tiene el compromiso de lograr que las mujeres mexicanas tengan igualdad de oportunidades y puedan disfrutar de una vida libre de violencia. Hoy que está cumpliendo diez años se siente satisfecho de sus logros, pero es consciente del largo camino que todavía le falta por recorrer.

¿Y NOSOTRAS QUÉ?

Nosotras, integrantes de la UFCM, comprometidas con la evangelización y el desarrollo integral de las mujeres, debemos conocer nuestros derechos y exigir que se nos respeten. Es fundamental además conocer los programas y las Instituciones que tanto el gobierno federal como los gobiernos locales y municipales tienen para el apoyo a las mujeres, a fin de darlos a conocer en nuestras comunidades y buscar encauzar a quienes necesiten de los diversos servicios que se ofrecen.

Trabajar para que los

demás respeten

nuestra dignidad

de mujer.

Conoce tus derechos y compártelos.

Te invito a asumir plenamente y a vivir conforme a tu dignidad de mujer, a trabajar para que los demás la reconozcan y respeten, a conocer y hacer valer todos tus derechos y a prepararte y actuar libremente para desarrollar todas las potencias que el Señor te dio. Sabemos que todavía hay mucho por hacer, pero logros como los aquí descritos a favor de una cultura que respete nuestra igual dignidad y promueva el pleno ejercicio de todos nuestros derechos son asuntos que deben ocuparnos e importarnos siempre. Ya seguiremos platicando en otra ocasión

Categorías:Mujer
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: