Inicio > Laicos > Miguel Gomez Loza Beato y martir de Cristo Rey

Miguel Gomez Loza Beato y martir de Cristo Rey

MIGUEL GOMEZ LOZA

BEATO Y MARTIR DE CRISTO REY

POR JORGE OJEDA RAMIREZ

 

El 21 de marzo la Iglesia Católica recuerda a Miguel Gómez Loza mártir de Cristo Rey, pero ¿quién fue este hombre?, ¿por qué la Iglesia le dedica este día a un mexicano, a un acejotaemero?. Antonio Rius Facius, autor de “México Cristero” escribe de él: “Al morir Anacleto González Flores, en Guadalajara no había nadie más indicado para sucederle que su fiel amigo Miguel Gómez Loza. El Comité Directivo de Liga Nacional para la Defensa de la Libertad Religiosa (LNDLR) lo sabía y no dudó un momento en confirmar su nombramiento de jefe civil de Jalisco y otorgarle el título, colmado de peligros y responsabilidad sin límites, de gobernador de Jalisco, cargo que no había llegado a desempeñar el Maestro, pues éste había sido únicamente jefe regional y delegado de la Liga en el Estado. Era Gómez Loza quien tenía que controlar -las actividades de defensa de la Iglesia- hasta donde era posible…”

“El Maestro”, Anacleto González Flores, fue el valiente Presidente de la ACJM en Jalisco, que durante la guerra cristera organizó al pueblo, publicó el periódico “Gladium” que logró un tiraje de miles, que orientaba y mantenía la unidad. en momentos en que el gobierno de sátrapas como el del gobernador Zuno, cerraban iglesias, seminarios y conventos, perseguían al obispo y prácticamente impedía el culto católico y la libertad religiosa en este estado. Por estas actividades Anacleto fue perseguido por el gobierno de Plutarco Elías Calles. Gómez Loza era su amigo entrañable y compañero en la ACJM, ayudó a Anacleto a elaborar el programa de acción de la LNDRL y a imprimir “Gladium” en una imprentita portátil que llevaban a lugares donde no los localizara el ejército.

“el movimiento cristero disminuyó en el estado de Jalisco durante la temporada de lluvias … de 1928, un enorme número de tropas federales desalojaron a los rancheros y campesinos de sus tierras, se apoderaron de sus bienes y los concentraron en sitios vigilados. Gómez Loza celebró el 27 de septiembre aniversario de la consumación de la Independencia con una misa a la asistieron los soldados de Cristo Rey. El 30 de octubre de 1928, fiesta de Cristo Rey, organizó en Palmitos la celebración de una misa en la que comulgaron poco más de 1,200 hombres “

Mientras en Jalisco, los grupos levantados continuaban su campaña contra el ejército federal y después del asesinato de “El Maestro”, Miguel Gómez Loza, sustituyó a Anacleto González Flores como el infatigable gobernador civil del Estado, atendía los múltiples y complejos problemas derivados de la lucha armada desde Palmitos. Pocas veces salía de ahí, salvo cuando era necesaria su presencia en otro sitio. En la segunda quincena de marzo de 1928 tuvo necesidad de marchar a Guadalajara para hablar con los directivos del movimiento en esta zona. Partió de Palmitos acompañado de su fiel asistente y, en una ranchería llamada El Lindero, muy cerca de Atotonilco, se detuvo a conferenciar con el jefe civil de la región. Charlaban amistosamente bajo la sombra de una de tantas casa abandonadas por las arbitrarias concentraciones ordenadas por el Gobierno, cuando advirtieron que se dirigían hacia ellos varios soldados federales  a acaballo.

Sin tiempo para ir en busca de sus propias cabalgaduras, corrieron por distintas direcciones, pero Miguel Gómez Loza y su asistente fueron alcanzados y heridos mortalmente por las balas de los federales que recogieron su cadáver. Al día siguiente, 22 de marzo, fueron conducidos sus despojos a Guadalajara y entregados a su esposa. Durante aquella noche y todo el día 23 se volcó materialmente el barrio del Santuario de Guadalupe en su casa para tributarle un póstumo homenaje. Los muchachos de la ACJM y los obreros que Miguel había manejado con tanto cariño, hicieron la guardia, formando a la vez el cordón de vigilancia, cuya actuación se hizo necesaria por lo copioso de la afluencia.

Un día como hoy, pero hace 82 años, se inició la pascua de este católico mexicano, que definió su ideología y su fe en la filas de la Asociación Católica de la Juventud Mexicana (ACJM), como su vida es un ejemplo, hoy la Iglesia no los propone como modelo de juventud, de padre familia, de católico, pues supo ser practicante de su religión en tiempos de paz y, cuando la injusta prohibición del gobierno callista pretendió ahogar la fe, él levantó su voz, siguió a su maestro ejemplar: Anacleto González Flores y a su Maestro Divino: Cristo, hasta el grado de ofrendar su vida “Por Dios y por la Patria”, lema de su organización y que hoy, desde el más allá donde ya recibió la palma de los mártires, nos invita a seguir su ejemplo definiéndonos como católicos y como mexicanos.

                                                                                                                      México, D.F. a 21 de marzo del 2011.

Anuncios
Categorías:Laicos
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: